martes, 6 de marzo de 2012

Remedios caseros: anemia

ANEMIA
6 formas de combatirla
Por lo general, su animal de compañía tiene tanta energía que no parece saber qué hacer con ella. Pero en los últimos tiempos se muestra apático, como si se hubiera quedado en vela toda la noche viendo la  televisión. Ni siquiera se levanta cuando le sirven la comida.
El veterinario dice que tiene anemia, un trastorno que se produce cuando los glóbulos rojos no transportan suficiente oxígeno para mantener el vigor del animal. La anemia, que con frecuencia se debe a una pérdida  de sangre, también puede obedecer a infecciones por pulgas o lombrices intestinales, o a la presencia de una  úlcera. Puesto que la anemia no es más que un síntoma de un trastorno subyacente, el animal anémico necesita atención profesional. Pero usted puede tomar algunas medidas para ayudarle a recuperar la vitalidad.
Para perros y gatos
Libérelo de los parásitos. Los cachorros y gatitos pueden padecer infecciones por pulgas o nacer con parásitos intestinales, que les chupan la sangre y provocan anemia. En casos graves, los parásitos pueden  absorber hasta la cuarta parte de la sangre del animal, de modo que es imprescindible liberarse de ellos. Algunos parásitos, como las pulgas, son fáciles de eliminar; pero para combatir otros, necesitará la ayuda del veterinario. Consulte a un profesional.

Vigile la medicación. Ciertos fármacos de venta con o sin receta -incluidos la aspirina y otros  antiinflamatorios- pueden causar hemorragias en el tracto digestivo que, a la larga, provocan anemia. Otros medicamentos hacen que el sistema inmunitario «ataque » a las células sanguíneas sanas, reduciendo la  cantidad de oxígeno en la sangre. Si su animal de compañía parece fatigado y está tomando alguna  medicación, pregunte al veterinario si podría haber alguna conexión entre el tratamiento y su estado.

Controle su dieta. Para superar con rapidez la anemia, el animal necesita mejorar la capacidad de la  sangre para transportar oxígeno. Para ello, dele alimentos ricos en hierro y vitaminas del grupo B, como  hígado cocido.
Los veterinarios recomiendan dar a un gato unos 30 g diarios de hígado durante 1 o 2 semanas, o hasta que se encuentre mejor. Un perro pequeño deberá tomar unos 60 g diarios, y los perros de gran tamaño pueden  comer hasta 120 g al día.

CUÁNDO CONSULTAR AL VETERINARIO
Aunque en ocasiones los síntomas de la anemia pueden aliviarse en casa, el veterinario debe descubrir y tratar la causa subyacente. Si sospecha que su animal de compañía está anémico, mírele la boca, que  debería tener un saludable color rosado (aunque en algunas razas el interior de la boca es naturalmente marrón o negro). Cuando el animal padece anemia, con toda seguridad el interior de su boca se verá pálido. Si las encías no están rosadas, consulte al veterinario. Otra forma de detectar la anemia es observar los ojos  del animal: bájele el párpado inferior y examine la conjuntiva, es decir, la membrana que cubre el interior del párpado. Aunque en algunos animales esta zona tiene un pigmento oscuro, por lo general es de color rosa vivo. Si el animal sufre anemia, la conjuntiva estará pálida y descolorida.

Recurra a los suplementos. En algunas clases de anemia, los suplementos de vitaminas pueden resultar eficaces. Los más apropiados son aquellos que combinan el hierro con vitaminas del grupo B, de venta en  establecimientos de artículos para animales. Desmenuce las píldoras -o si son cápsulas, ábralas-, y añada el polvo a la comida del animal.

Escoja los mejores alimentos. Aunque la anemia causada por déficit de hierro suele presentarse en animales muy jóvenes, es conveniente apostar sobre seguro y alimentar a todos los animales de compañía  con productos de las mejores marcas. Independientemente de si escoge alimentos secos, enlatados o  semihúmedos, adquiéralos en tiendas especializadas y no en el supermercado, pues el animal podría tener dificultades para absorber los nutrientes de las marcas más baratas.

Déjelo descansar. La actividad física aumenta la demanda de oxígeno del cuerpo, y los animales anémicos ya sufren una carencia de éste. Por eso, el animal anémico debe hacer reposo.
(Fuente: Remedios caseros para perros y gatos)

No hay comentarios: