viernes, 10 de febrero de 2012

Al veterinario en autobus

Hoy he tenido que ir ya a quitar nudos a Balú al veterinario porque se me hacia muy complicado que no me mordiera, arañara, escapara y que se estuviera quieto para quitar unos nudos en las patas traseras
Al principio temblaba bastante en el bus, pero luego ya ha visto que no pasa nada y se ha relajado
Ya en el veterinario hemos estado cortando los nudos. En la foto no se aprecia quizas muy bien pero la piel primero enrojece si no puede respiras y despues forma escamas, pequeños puntos blancos. Lo mejor es meter la tijera cortando por medio (sin coger carne!) y va saliendo la pelusa sola, aunque si otra persona le sujeta las patas, la cabeza, y el cuerpo para que no escape es mucho mas facil.
Despues vuelta a casita en tranvia y autobus. La de gente que lo miraba en el trasporte publico.
En vista de lo caro que es ya aparcar y moverse en coche, va a empezar a ser habitual ir en trasporte público al veterinario, aunque eso si, de uno en uno, que aunque Linsha y el sean inseparables, los 5,20 kg de Balú son suficientes

No hay comentarios: