viernes, 27 de enero de 2012

Remedios caseros perros y gatos: Acné

Sin duda, no encontrará a su siamés mirándose horrorizado al espejo, con un tubo de crema antiacné en la pata. Su doberman no se verá obligado a cancelar una cita o a renunciar a unas patatas fritas a causa de las  espinillas. Pero los animales domésticos pueden sufrir una forma de acné tan antiestética e incómoda como  a de cualquier adolescente. Localizado en la barbilla o alrededor de la cara, el acné en los animales  domésticos suele deberse a una infección en las glándulas sebáceas. Dicha infección puede producirse cuando el hábito normal de rascarse irrita los folículos pilosos y provoca una inflamación en las glándulas. Otras causas son las alergias o los desequilibrios hormonales. En los gatos, el acné puede ser consecuencia  de una higiene deficiente. El acné puede presentarse en gatos de todas las edades, mientras que en los  perros es más común en edades tempranas. Por alguna razón, los ejemplares de razas más grandes -mastín, gran danés o similares- padecen este trastorno con mayor frecuencia. Aunque el acné en los animales domésticos no produce los mismos inconvenientes sociales que en los seres humanos, puede resultar muy  molesto. He aquí algunos consejos de los expertos.
Para perros y gatos
Limpie la zona infectada a diario. Un lavado suave de la cara con una manopla con jabón elimina las bacterias de la superficie y contribuye a retirar la suciedad que obstruye las glándulas sebáceas. Para que el lavado sea eficaz, la manopla debe estar mojada en agua más caliente que la que se usaría para el baño de un bebé, aunque sin que llegue a quemar. Frote con suavidad, luego aclare con agua tibia para retirar el  jabón. Puede usar cualquier jabón suave o comprar un champú antibacteriano en una tienda de artículos para animales domésticos. No emplee jabones desodorantes para uso humano, porque podrían resultar irritantes en la piel del animal.

Aplique calor. Otra forma de ayudar a abrir una glándula sebácea obstruida es aplicar una compresa  caliente en la zona. Use una manopla mojada en agua caliente (no hirviendo), estrújela y manténgala en la zona afectada unos 5 minutos o hasta que se enfríe. Repita esta operación 1 vez al día, hasta que el acné  desaparezca.

Recurra a la Equinacea angustio fila. Administrada por vía oral, esta hierba con propiedades antiinfecciosas de venta en herboristerías actúa como un antibiótico suave, combatiendo el acné desde el interior. La Equinacea suele venderse en forma de tabletas o solución. Los veterinarios recomiendan administrar la mitad de la dosis humana a un perro mediano y la octava parte a un perro pequeño. Pero no dé esta hierba a los gatos sin consultar antes con el veterinario, pues algunos felinos tienen dificultades para digerirla.

Use caléndula. El extracto de la flor de caléndula ayuda a combatir las infecciones de la piel y acelera el proceso de curación. Vierta 6 gotas de extracto de caléndula en 28 ml de agua. Aplique la solución  resultante con un trozo de algodón limpio 2 veces al día.

Trátelo con Aloe vera. Aplicar una fina capa de savia de Aloe vera ayudará a aliviar las molestias ausadas por el acné. Si no tiene una planta de Aloe vera en casa, podrá comprar un gel con esta sustancia en la  mayoría de los establecimientos de dietética.

No le dé medicinas para seres humanos. Los fármaco s empleados para combatir el acné de los seres humanos no tienen los mismos resultados en los animales domésticos. Si le aplica un producto antiacné para personas, sólo conseguirá agravar la afección.

No apriete las espinillas. Es probable que cuando el estado del acné de su animal de compañía esté en plena «erupción», usted caiga en la tentación de apretarle las espinillas. No lo haga. Reventar las espinillas puede resultar doloroso, y en algunos casos hará que las bacterias se propaguen por debajo de la piel,  causando una infección más profunda.

Observe la evolución del problema. Aunque la fase crítica del acné suele durar unos días, después de los cuales la piel cicatriza, en ocasiones el problema se vuelve crónico. En este caso, es probable que el  trastorno obedezca a algún factor ambiental, como algún tipo de collar antipulgas o algún pesticida de uso doméstico. Pruebe a sustituir el collar tratado con un producto químico por otro con un antipulgas natural  (de hierbas).

Ataque la causa. Al igual que en las personas, el acné de los animales domésticos puede deberse a cambios o desequilibrios hormonales. Si el problema continúa, considere la posibilidad de esterilizar al  animal, una medida que puede resultar muy eficaz.
(Fuente: remedios caseros para perros y gatos)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

yo tengo una gatita de 13 años con padecimiento de hipertiroides, en las ultimas 4 semanas un acné ligero se ha convertido en una horripilante masa de pústulas rojas e inflamadas no parece dolerle pero no le gusta que le toque el mentón, la veterinaria dice que es por el alimento hipoalergénico que se le da, pero que no se le puede cambiar, y le mando un shampoo astringente veterinario, sin embargo no quiero usar algo de laboratorio, quisiera algo natural, espero que esto que recomiendan me sirva, ¿algún otro consejo? gracias.
Luz

elfo-oscuro dijo...

Si usas facebook te recomiendo que entres al grupo "no sin mis gatos", donde hay cientos de personas y se suele ayudar rapido, tambien se lo he reenviado a mi veterinaria a ver que me puede decir

elfo-oscuro dijo...

Me comenta mi veterinaria (clinica veterinaria arandilla de vitoria) que le eches betadine 1 o 2 vecesa ldia

elfo-oscuro dijo...

Me comenta mi veterinaria (clinica veterinaria arandilla de vitoria) que le eches betadine 1 o 2 vecesa ldia