viernes, 9 de diciembre de 2011

Buscar empleo en tiempo de crisis

Mientras el paro se convierte en la principal preocupación nacional, en España aparecen cada vezmás libros, oportunistas para algunos, útiles e inspiradores para otros, que ayudan a encontrartrabajo y a  potenciar al máximo el talento de cada uno. Buscar empleo en lostiempos actuales se ha convertido en todo  un reto en el que, a menudo, los méritos propios no son suficientes.

JOAQUÍN LORENTE es una versión española del selfmade man americano. A los quince años entró a trabajar en una agencia de publicidad. A los 27, fundó la suya, y se convirtió en uno de los publicistas más influyentes del país. Trabajó con especial intensidad en las décadas de los 80 y los 90, tanto en importantes campañas de publicidad como de asesor de políticos de la época. Hoy, Lorente se dedica a la docencia e imparte los cursos de creatividad Piensa, es gratis, el título de uno de sus libros más vendidos. Acaba de publicar Tú puedes (Planeta), en el que aboga por creer en uno mismo y da nuevas ideas para potenciar el talento. "Ante esta crisis la gente se ha quedado completamente desconcertada", explica el publicista, "y hay que recordarle que se tiene que vender: se tiene que preparar y trabajar más". El libro, que su autor define  como "un manual de autoconvicción", da pistas para "despertar y multiplicar la energía y la creatividad que anda escondida en el cerebro". Tú puedes se inspira en la tradición anglosajona de este tipo de manuales y apela al pensamiento positivo como arma ante la adversidad: "Hay que ir a por el optimismo: de los problemas se sale analizándolos'', afirma Lorente.
No es el único volumen de motivación que, en paralelo a los tiempos difíciles, ha aparecido en las librerías. Desde que se publicó, en el 2009, La buena crisis (Aguilar), de Álex Rovira, ha sido un superventas. Su mensaje es que, en vez de hundirse, esta crisis se puede aprovechar para transformar la vida o el negocio de cada uno. Rovira es de la opinión  de que la crisis "será lo que hagas de ella" y, entre otras cosas, insta a crear y pensar de manera diferente y a encontrar "un sentido al dolor".
Pensar en positivo, estar convencido de que uno puede lograr lo que se proponga, son, sin duda, cualidades importantes para ir por la vida, que muchas personas utilizan con éxito. "La actitud es determinante -afirrna Lorente-. y, aunque no todos podemos ser emprendedores, sí que todos podemos desarrollar mucha
más energía: en mi libro doy fórmulas para hacerlo". De hecho, en Estados Unídos la corriente del pensarníento positivo arrasa desde hace años, con abanderados tanto en el mundo de la política (el célebre Yes, we can, de Obama), como de la sociedad en general. En el llamado país de las oportunidades son  muchas las historias de personas que supieron afrontar todo tipo de obstáculos y salir adelante. Historias que, además, los norteamericanos adoran. Por todo ello, la actitud, la convicción en uno mismo, puede ser una buena aliada a la hora de buscar trabajo: la mayor preocupación de los españoles en la actualidad. "El currículum es una enumeración de conocimientos y de estudios, pero lo que determina más la vida es la actitud", asegura Lorente. "Creo que la escuela y la universidad tienen un déficit: te meten aptitudes y no actitudes". Lo cierto es que, como explica Eulália Costa, responsable de recursos humanos de la farmacéutica Ivent Farma, la actitud es importantisma a la hora de contratar a un nuevo empleado: "En especial en los perfiles júnior o sin experiencia, la actitud, la capacidad de esfuerzo, sacrificio e implicación,
sigue siendo un factor determinante", explica. Pero ¿basta convencerse de que uno puede para salir adelante? En especial en un entorno tan hostil, con casi cinco millones de parados y un desempleo juvenil que supera el 40%. Lorente entiende que la actitud no lo es todo, pero sí una gran aliada: "Se pierden
trabajos pero se crean otros y lo que nos tenemos que plantear es por qué algunas personas están consiguiendo esos puestos", asegura. Para él, la clave está "en cambiar del 'a ver qué me dan', por el 'qué
puedo dar yo', y seducir". ''Yo creo que junto al currículum de obligado cumplimiento uno se tiene que vender, tiene que seducir. Como se sedujo a una pareja en su día", afirma.
La reactivación de la confianza es una de la cuestiones que también se trata en Estás contratado, de Judi James (Paidós), otro libro de reciente publicación que da consejos para superar con éxito las entrevistas de trabajo y encontrar empleo. La preparación psicológica de este tipo también se ofrece en cursos especializados. Marta, una treintañera en paro, recuerda cómo dentro de un plan oficial de formación de desempleados le ofrecieron sesiones para aumentar la motivación y aprender a gestionar el fracaso. Sin embargo, no quiso ir: "Mi autoestima está bien. Estoy convencida de que puedo hacer lo que se me pide",  explica. "Lo que yo necesito es un trabajo, no cursos de motivación", añade. Marta cree que, por mucho autoconvencimiento que se tenga, la realidad acaba superándola, y se siente molesta por mensajes de este
tipo, en los que le parece que los motivos por los que se está en paro son más una cuestión de actitud personal que de coyuntura económica.
El economista Santiago Niño Becerra tampoco está de acuerdo con esta valoración de la actitud sobre la aptitud: "Las empresas hoy quieren las dos cosas: gente megabuena y ultramotivada", asegura este catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramon Llull, de Barcelona. Niño, quien predijo que en España se superaría el 20% de tasa de desempleo, no cree que este tipo de mensajes pueda ayudar en  una situación en la que, básicamente, la oferta de trabajadores es muy superior a la demanda. "Una persona ya puede leerse todos los libros que quiera y tener la máxima predisposición y autoconvencimiento, pero estamos en un momento en el cual sobra gente y se selecciona enormemente", afirma. El economista añade que uno de los elementos esenciales para salir adelante son los contactos, el networking. "Parece un retroceso, pero incluso en Estados Unidos, el llamado país de las oportunidades, el 65% de los buenos empleos se consiguen de esta manera", revela. La diferencia es que antes bastaba con tener el contacto, mientras que hoy, como señala Niño: "Si eres burro como un zapato, aunque seas sobrino de Botín, no  tienes ninguna opción ... La gente que está más preparada y con networking es la que tiene hoy posibilidades", concluye.
Eulalia Costa también opina que las personas con un buen nivel personal y profesional de contactos, "tienen un tesoro", pero recalca la importancia de la actitud. Costa no ha detectado que, debido a la situación, las personas estén más nerviosas durante las entrevistas de trabajo. "Lo que sí he podido percibir es que-son entrevistas más tristes y que se tiende a explicar más la situación personal y familiar que sus virtudes curriculares", cuenta. En su opinión, manifestar abiertamente angustia no juega a favor, como tampoco optar por rebajar en exceso las expectativas del puesto de trabajo o de salario. Así que, mientras que una corriente positiva anima a ver las crisis como una oportunidad para reconvertirse y estimular el talento, la realidad choca con estos mensajes inspiradores. Hay muchísimas personas que consideran que la situación las supera y que, básicamente, daña su talento en un país que, como apunta Santiago Niño, "es poco reconocedor de éste". Quizás por ello uno de los factores diferenciales en las entrevistas de trabajo actuales es la resiliencia: la capacidad de sobreponerse a periodos traumáticos.

Aptitud, actitud y contactos
Algunas orientaciones para buscar trabajo en tiempos actuales:
Nuevas tecnologias
Usar el reclutamiento 2.0 y 3.0. tanto linkedin como redes sociales tipo Xing, Facebook y Twitter pueden
ser vías alternativas a las páginas de empleo como Infojobs y Monster.
Informacion
La cantidad de datos disponibles sobre las empresas puede ayudar a conocer con mucha precisión quién está ofreciendo el empleo y planear qué se puede dar.
Curriculum
A la hora de confeccionarlo, hay que adaptarlo a la vacante y omitir aspectos secundarios e incluir otros que destaquen en su candidatura.
Networking
El contacto es clave, aunque la materia prima debe ser buena. Además de la formación, la actitud y la predisposición son también importantísimas.
El Ingles
Aspecto que en los licenciados ya se da por supuesto. De hecho, muchas entrevistas de trabajo se hacen en
esa lengua.
Las practicas
Otro hecho diferencial importante y si han sido en el extranjero, todavía mejor.
La imagen
Durante un proceso de selección se analiza todo, desde las faltas de ortografía hasta cómo se contesta al teléfono y, por supuesto, aspectos como el vestir y la presencia.
(Fuente: Magazine) 

No hay comentarios: