martes, 4 de octubre de 2011

Monada de gato

El mundo animal nunca deja de sorprendemos,por ejemplo, los monos en general sienten un especial afecto por los fellnos y a los gatos les encanta ser acariciados y sostenidos en brazos por los monos. Es una curiosa relación afectlva entre dos especies que no comparten nada en común, pero que se da con relativa frecuencia.
En la naturaleza las relaciones entre individuos de especies diferentes se rigen por las leyes naturales básicas de supervivencia y pueden ser tan dispares como la del predador con su presa, auténtica lucha a vida o muerte, o la del ave pica buey que se posa en el lomo del búfalo para librarle de las garrapatas, tábanos, y otros parásitos que se alojan en su piel. Pero fuera de ese orden eco lógico en donde todos los individuos de una especie participan en un tipo de comportamiento específico, podemos ver en ocasiones bellas expresiones de la bondad animal, son esas noticias que nos emocionan como una una tígresa que amamanta a unos cerditos, como ocurrió en el zoo de Siriracha (Tailandia)
Un gato de regalo
En 1972 la doctora norteamericana Francine Patterson comenzó a enseñar el lenguaje de los sordomudos a una gorila llamada Koko. Empleaban las manos, los brazos, el cuerpo y las expresiones de la cara para representar palabras. Unos meses después, cuando faltaban tres días para que la peluda alumna cumpliese doce años, la doctora le preguntó qué quería de regalo de cumpleaños. Koko se lo pensó un poco y dijo: "Gato". Y el día de su cumpleaños Koko recibió un gatito de regalo. Tras examinar detenidamente a su nuevo amigo la gorila decidió que se llamaría Bolitas, por lo visible de sus atributos masculinos. Bolitas fue adoptado por ella como si fuera un bebé. - "Cuéntame algo de Bolitas", le pedía la doctora.
- "Koko ama Bolitas", respondía la mona .
Koko era siempre dulce y cariñosa con Bolitas, le llevaba en su regazo o colgado de su cuello, y el gatito la lamía y ronroneaba en sus brazos adoptándola como su madre. Koko lavaba y acariciaba a Bolitas,  manteniendo siempre bien limpios sus ojos y orejas. Éste es sólo el ejemplo más conocido de la estrecha amistad que los monos entablan con los gatos. Cada día estamos más convencidos de que los animales tienen las mismas capacidades emocionales que los humanos hasta ahora creíamos poseer en exclusiva. Estamos abriendo la puerta para explorar la complejidad de las emociones de todos los seres vivos y no podemos olvidar que nosotros también lo somos. Lo difícil no es que los animales muestren afecto, lo difícil es que nosotros tengamos el valor de reconocérselo.


Una mona bondadosa
El 16 de agosto de 1976 un niño de tres años cayó al foso de primates primates del zoo de Chicago y fue recogido por Binti Jua, una gorila de la llanura africana, y llevado a un lugar a resguardo de otros gorilas. La gorila se sentó en un tronco, meciendo al niño en su regazo y dándole palmadas en la espalda hasta que volvió en sí. Luego le entregó sano y salvo a sus cuidadores. Su acto de compasión conmovió muchos corazones y la revista "Time" la nombró "mejor persona del año" Sin embargo algunos científicos no se mostraron tan entusiasmados y afirmaron que los motivos que llevaron a Binti Jua a esa actuación fueron egoístas, que tenía un instinto maternal confuso por su trato con humanos y que habría hecho lo mismo con  un saco de harina.
Lo curioso es que nadie tiene dudas cuando un humano salva a un perro que ha sido atropellado por un  coche, ni dice que la persona rescata al perro porque se ha criado cerca de una perrera. Seguimos viendo la conducta humana como un acto bondadoso y negamos a los animales esa misma virtud. Ocuparse de proteger a un animal joven es algo relativamente normal en los simios, este caso fue más notorio porque el  beneficiado fue un miembro de nuestra especie .
(Fuente: Pelo pico pata)

1 comentario:

Emile Duque - Colombia dijo...

Llegué a esta pagina porque vi la foto de esa mono con un gato; y me encanto las historias que allí leí; me encanto la historia de KOKO y bolitas; que linda es la naturaleza y mas lo que nos enseña. agradezco a las personas que publican estas historias tan bonitas.