miércoles, 7 de septiembre de 2011

5 enemigos de la salud en mascotas

La tan utilizada frase "más vale prevenir que curar" encierra en la medicina de nuestros perros un profundo significado. Estas medidas preventivas han permitido aumentar enormemente la esperanza de vida de  nuestras mascotas en un periodo tan corto como en las dos últimas décadas, pero siguen teniendo enemigos muy peligrosos para su salud, como podrás comprobar.
Hoy en día es frecuente atender en nuestras consultas a perros o gatos de más de 15 años. Los aspectos de prevención son lógicamente múltiples y abarcarán todas las facetas de la vida de nuestro animal como los cuidados, vacunación, desparasitación, alimentación y un largo etcétera.
El mayor valor afectivo de estos animales en nuestra sociedad es responsable de un mayor control de los perros en la vía pública, la disminución de los abandonos, el mayor respeto hacia los animales luchando  contra los malos tratos (aunque no siempre), además de la mejora en la alimentación y en las atenciones puramente sanitarias. El control de los animales, evitando que vagabundeen por la vía pública, ha reducido notablemente la mortalidad por atropellos así como el número de patologías traumatológicas, fracturas óseas
fundamentalmente. Además, el acceso a basuras o venenos es también mucho más improbable, disminuyendo la frecuencia de intoxicaciones en nuestras clínicas o de trastornos digestivos.
Es indudable la importancia de la dieta en múltiples enfermedades, tanto en su tratamiento como en su prevención o control. Desde hace muchos años se conoce que por ejemplo la restricción de determinados nutrientes tiene efectos muy positivos sobre el progreso de la enfermedad y así se reduce la sal en enfermos
del corazón, los minerales en casos de cálculos urinarios o la grasa ante enfermedades pancreáticas.
Los animales alimentados con una dieta inadecuada serán más sensibles y padecerán determinadas enfermedades fruto de esa mala alimentación. El consumo generalizado de alimentos comerciales es una de las principales razones de la mayor longevidad de nuestros perros y posiblemente, la cada vez mayor calidad de estos productos siga contribuyendo en gran medida en un futuro.

La importancia de la prevención
Las enfermedades infecciosas en general eran otra importante causa de mortalidad de los perros,  especialmente en los cachorros, hasta hace no muchos años. Debido al esfuerzo realizado en su prevención hoy en día han dejado paso a otros tipos de problemas. La mejora en la calidad de las vacunas, los mejores protocolos de vacunación aplicados por los veterinarios y la mayor sensibilización de los propietarios hacia la necesidad de los tratamientos preventivos, son sin lugar a dudas los responsables de estos logros. Por  otra parte, los tratamientos antiparasitarios tanto frente a parásitos internos (tenias y lombrices) como a los  externos (pulgas, garrapatas y mosquitos) reducen notablemente la incidencia de las enfermedades  parasitarias.
Los programas de prevención varían mucho con la edad del perro. Como mínimo deberíamos hacer una visita anual al veterinario, que puede coincidir con sus vacunaciones. En los perros de edad avanzada (a  partir de los 8 años) será importante realizar chequeos un poco más frecuentes, que nos permitan detectar precozmente alguna enfermedad y atenderla de la mejor forma posible, antes de que avance, deteriorando
la salud del animal


1- Los parasitos internos y externos
Los parásitos intestinales constituyen un problema de primera magnitud tanto para la salud de los perros, como especialmente para la de las personas, pues varias de estas enfermedades están consideradas como "zoonosis"  o enfermedades de los animales transmisibles al hombre. Al ser casi imposible su erradicación, debemos centrarnos en conseguir un control de la forma más eficaz posible, que evite daños en los animales y sobre todo  al hombre. Entre los numerosos parásitos que utilizan al perro como 'hospeoador" destacamos los intestinales y  más específicamente los 'nematooos" o lombrices redondas y los "cestodos" o tenias o.gusanos planos, así como algunos parásitos microscópicos, como los 'coccidios" o "giardias". La elección del antiparasitario y  programa de desparasitación a realizar dependerá de varios factores como la especie animal, ya sea gato o perro, la edad del individuo, pues varían los parásitos de los cachorros y adultos, el sexo, por la movilización  de las larvas en las hembras durante el celo, el hábito de vida del animal urbano o rural, la convivencia con  otros animales, etc.
Los parásitos externos son una de las causas de mayor número de consultas al veterinario. Su control es imprescindible para intentar evitar el contagio de distintas enfermedades, además de evitar las molestias que  originan a los animales y lo desagradable que resulta para las personas detectar su presencia. La incidencia de  parásitos dependerá del lugar en donde viva el animal y de su entorno. Así son mucho más frecuentes las  pulgas que las garrapatas en el norte de la península por su clima húmedo, invirtiéndose en el centro y sur  peninsular. De las distintas especies de garrapatas que pueden parasitar al perro (Ixodes, Ripicephalus, Dermacentor, etc), unas son más frecuentes en unos climas y otras predominan en otros.

2-Problemas de conducta
La presentación de problemas de conducta en los perros es frecuente, aunque tambien en los gatos, tanto en aspectos de convivencia (agresividad, timidez), como en otros relacionados con la ansiedad, o problemas de eliminación (generalmente con la orina). Al hablar de conducta en general, un determinado comportamiento de un perro es el resultado, por un lado y en cierto porcentaje, de la herencia genética, y en un grado mucho mayor, de la educación y experiencias vividas especialmente en las primeras etapas de cachorro. El aspecto clave sera la socialización del cachorro, consistente en criar al animal en un entorno adecuado y así permitirle adaptarse a múltiples situaciones variables. Un animal criado de forma aislada en una finca o parcela, con escaso o nulo contacto con el exterior y con las personas, nunca tendra un caracter equilibrado, salvo raras excepciones.
Sin lugar a dudas es el periodo de socialización y de ahí su nombre, que abarca desde las 3 semanas de vida hasta las 10 o 12, en el que el cachorro tiene un mayor grado de aprendizaje y acostumbramiento a las situaciones nuevas. Esto le permitirá por ejemplo aprender a controlar la agresividad si muerde y provoca dolor a su madre o hermano, a no tener miedo a los sonidos, a las personas, etc... es en definitiva el momento de acostumbrarse a "cosas, seres o situaciones" de su entorno. Aquellas experiencias que no se produzcan durante este periodo serán más dificiles de tolerar en un futuro por el animal adulto.

3- Atropellos y traumatismos
Los accidentes por atropellos de animales siguen siendo por desgracia demasiado frecuentes. La desproporción entre el tamaño de un coche y el de los animales, así como la velocidad, hacen que las  consecuencias sean muy graves por no decir fatales en muchos casos. otro tipo de traumatismo bastante  frecuente es el denominado "síndrome del gato paracaidista" o gatos que se caen o se tiran desde alturas  muy considerables (varios pisos de altura). Estos animales que sufren politraumatismos deben ser tratados con especial cuidado para evítar agravar sus lesiones, intentando no producirles más dolor y que nos muerdan. Para transportarlos podemos situarlos encima de una manta o una tabla colocándoles un bozal o una cuerda en la boca si es preciso. La mayor gravedad de estos traumatismos pueden ser los golpes en la cabeza y las hemorragias internas, tanto en el tórax como en el abdornen. Antes de preocuparnos por la fractura de alguna extremidad deberemos observar el estado general, respiración, color de las mucosas, frecuencia cardiaca, etc.

4-Enfermedades infecciosas
Las enfermedades infecciosas, si bien se han visto muy reducidas en cuanto a su incidencia, fruto de la vacunación sistemática, siguen siendo un problema importante para la salud de perros y gatos. Los programas de vacunación deben instaurarse de forma individualizada para cada animal, en función de la edad, del estado sanitario, del estado inmunitario, incluso del hábito de vida del animal. Como norma general los perros se vacunan entre el mes y medio y los 3 meses, con dos
o tres dosis de vacuna frente a 'Parvovirosis', "Hepatitis", "Moquillo",'Leptosprosis', "tos de las perreras"; y posteriormente contra la "Rabia". Los gatos se vacunan frente a 'Penleucopenie', "Coriza",:Leucemia infecciosa" y "Rabia".

5-Golpe de calor
El"golpedecalor"esuna graveafección,enlacualel aumento de la temperatura corporal provoca múltiples daños en el organismo. Su prevención será el factor más importante que debemos tener siempre en mente. La eliminación de calor en el perro se realiza por evaporación mediante el jadeo y por convección mediante la vasodilatación cutánea, que representan un sistema poco eficaz. Tienen gran importancia las diferencias raciales, los problemas médicos preexistentes (principalmente los cardiorespiratorios), la excitabilidad del animal o incluso su edad, siendo más sensibles los cachorros y los perros viejos, la obesidad, la humedad ambiental elevada (que dificulta la evaporación) y el ejercicio, son también causas predisponentes. otro aspecto también muy importante es la elevada temperatura que se produce en el interior de un coche (60°) al sol en poco tiempo.
Si tenemos falta de precaución o la mala suerte de que aun a pesar de nuestros cuidados el perro manifieste signos de golpe de calor, como son una gran debilidad, estado de shock, con jadeo y excitación, taquicardia, conjuntiva del ojo y mucosa de la boca rojo muy fuerte, o incluso pérdida del conocimiento, además de tener una temperatura muy elevada, deberemos rápidamente intentar bajar su temperatura con agua no muy fría, darle de beber si está consciente y en condiciones de hacerla, colocarlo a la sombra y asegurarnos de que pueda respirar aire fresco y lIevarlo urgentemente a un veterinario si es preciso, en donde le pondrán medicación para evitar el estado de shock, suero intravenoso e, incluso, le administrarán oxígeno
(Fuente: Pelo pico pata)