viernes, 8 de julio de 2011

Modelos economicos

El tunel de viento

En 1901 Wilbur y Orville Wright construyeron algo que cambiaría el mundo. No, no el avión (su famoso vuelo a Kitty Hawk vendría dos años después). Fue el túnel de viento lo que convirtió a los hermanos Wright en verdaderos visionarios. Se trata de un aparato que permitió experimentar con diferentes tipos de alas y materiales. Gracias a esto se con lo mismo que un avión real volando.  Pero es una representación simplificada de la realidad que se puede utilizar para responder a preguntas de gran trascendencia como, por ejemplo, sobre cómo la forma del ala influirá en la velocidad del avión. Evaluar el diseño de un avión en un  túnel de viento resulta más barato y más seguro que construirlo a escala real y esperar que vuele. En general, los modelos juegan un papel muy importante en el desarrollo de todo tipo de investigaciones científicas, entre ellas las investigaciones en Economía.
De hecho, se podría decir que la teoría económica es una colección de modelos, una serie de  representaciones simplificadas de la realidad económica que nos permite entender una gran variedad de  problemas en este campo.

Mentes inquietas
Modelos a cambio de dinero 
En cualquier caso, ¿cuál es el valor de un modelo económico? En algunos  casos, muchísimo dinero. Aunque muchos modelos económicos se diseñan por motivos puramente científicos,  otros se elaboran para ayudar a los gobiernos a implantar diferentes políticas económicas. Se está convirtiendo en un negocio muy prometedor diseñar modelos económicos que ayuden a los empresarios a tomar sus decisiones.
¿Quién se dedica a este negocio de elaborar modelos por dinero? Hay docenas de consultoras que utilizan modelos para predecir tendencias futuras, aconsejar en función de sus modelos, e incluso se crean modelos personalizados para empresas y para el propio gobierno. Un ejemplo es la empresa Global Vision, la mayor consultora del mundo. Surgió a partir de la fusión entre Data Resources, Inc., creada por profesores de Harvard y el MIT, y Wharton Economic Forecasting Associates, fundada por profesores de la Universidad de Pennsylvania. La teoría financiera es una rama de la Economía particularmente rentable que ayuda a los  inversores a entender cuáles son los activos (por ejemplo, acciones) más rentables. Las personas que se  dedican a hacer teoría financiera poseen una alta preparación técnica; prueba de ello, es que habitualmente importantes empresas de Wall Street pagan muy bien sus servicios.
Desgraciadamente, una de las más famosas experiencias empresariales de la teoría financiera fracasó espectacularmente. En 1994 un grupo de agentes de bolsa de Wall Street se asoció con un grupo de famosos  teóricos de las finanzas -entre ellos dos ganadores del Premio Nóbel- para formar Long- Term Capital Management (LTCM), un fondo de inversión que utilizaba sofisticados modelos financieros para invertir el dinero de clientes ricos. Al principio, el fondo funcionaba muy bien. Pero en 1998, las malas noticias que se estaban produciendo en el mundo - problemas en países tan dispares como Rusia, Japón y Brasil- empezaron a provocar grandes pérdidas en las inversiones de LTCM. Durante unos días de nerviosismo, muchos temieron no sólo que el fondo quebraría, sino que también afectaría a muchas otras compañías. Gracias, en parte, a la operación de rescate que llevó a cabo el gobierno, eso no ocurrió; pero LTCMfue cerrada unos meses más tarde, y algunos de sus inversores perdieron más dinero del que habían puesto al principio. ¿Qué salió mal? En parte, fue mala suerte, pero los gerentes de LTCM asumieron demasiados riesgos. Sus modelos establecían que una acumulación de malas noticias, como las que realmente se produjeron, era sumamente improbable; pero un economista sensato sabe que, a veces, incluso el mejor modelo se equivoca.

¿En que discrepan los economistas?
 Existen muchas bromas sobre el grado de desacuerdo entre los economistas. ¿Pero realmente, tanto discrepan? No, según un estudio de los miembros de la Asociación Americana de Economía, que aparece en el número correspondiente al mes de mayo de 1992 de la prestigiosa revista American Economic Review. Los autores preguntaron a varios economistas si estaban de acuerdo o discrepaban en una serie de asuntos económicos; lo qué encontraron fue un alto nivel de consenso entre ellos en muchos de estos asuntos. En  primer lugar, con más de un 90 por ciento de consenso, descubrieron acuerdos sobre la idea de que los  "aranceles y las cuotas a la importación reducen el bienestar económico" y que "un precio máximo en los alquileres, reduce la cantidad y calidad de las viviendas disponibles para alquilar". Lo que llama la atención de estos dos asuntos, es el alto grado de discrepancia entre las personas que no son economistas: mucha gente defiende los aranceles y las cuotas a la importación para evitar la entrada de bienes producidos en el extranjero; y las propuestas para eliminar los precios máximos en los alquileres en ciudades como New York y San Francisco han encontrado una fuerte oposición.
Entonces, ¿el estereotipo de los economistas como un grupo conflictivo es un mito? No completamente: los economistas discrepan mucho en algunos problemas, sobre todo en macroeconomía. Pero hay una gran área de consenso.
(fuente: microeconomia de Paul Krugman y robin Wells)

No hay comentarios: