miércoles, 30 de marzo de 2011

La lengua de los gatos

En esta entrada afrontamos el tema de la lengua de los gatos, cuya aspereza todos conocemos. Es inevitable preguntarse el porqué de esa extraña y unica lengua, por lo que daremos respuesta a este interrogante universal que normalmente queda sin respuesta.

En primer lugar hay que saber que la lengua, en los gatos, sirve para varias funciones, por lo que la naturaleza
condensó, en millones de años de evolución, los utensilios para el desempeño de dichas funciones en un solo  órgano, precisamente el músculo de la lengua

Con características propias

La asperidad característica se debe a que está recubierta por una variedad de papilas según la función que  son llamadas a desempeñar. Las papilas filiformes, en forma de gancho, se encuentran en la parte central de la lengua y son las responsables de la característica sensación que proporciona al tacto la lengua del gato. En la punta y en los lados hay papilas en forma de hongo, para el gusto. En la parte posterior hay papilas en forma de copa, también para el gusto. Cuatro grupos de papilas en tres diferentes formas. Las papilas filiformes, las centrales, son duras gracias a la sustancia de la que están compuestas, la queratina, la misma que forma las uñas de las personas. Las papilas están dispuestas de manera que recubren toda la lengua: una serie en la punta, dos series en los lados y una serie en la parte posterior final. Por supuesto la forma de las  papilas no es visible a ojo, pero todos conocemos su evidente efecto cuando el gato nos lame. Esta sensación de agarreraspado es lo que la lengua se propone cumplir. Para comprender mejor lo que hasta ahora hemos visto, vamos a analizar las diferentes funciones que tiene la lengua del gato

Amantes de la limpieza

Como sabemos los gatos son amantes de su propia limpieza, a la que dedican buena parte de su tiempo. A  esta tarea se dedican las papilas filiformes, que están orientadas hacia atrás. Con esta actividad, los gatos remueven pelos muertos e impureza de sus mantos. Obviamente, una ayuda por parte nuestra les aliviará la tarea, pero sobre todo hará que los pelos y suciedad que tragan no formen bolas de pelo en el tracto  digestivo que deberán luego expulsar vomitándolas y prevendrá asimismo eventuales problemas en el tracto intestinal. Esta ayuda será especialmente apreciada por los gatos de pelo largo, como ya vimos en los  artículos dedicados a estas razas. Recordemos que los gatos de pelo corto deberían ser ayudados una vez por semana, mientras que los de pelo largo deberían recibir nuestra atención a diario.

Agarre y raspado

La lengua ayuda también en mantener la comida firmemente aposentada en la boca. Esto puede servir al gato  en su actividad de caza, en cuanto atrape y retenga en la boca a una presa, o cuando debe mantener el bocado en sitio mientras desempeña  otra actividad, como huir, correr, etcétera. En cuanto al raspado, no se  olvide que los gatos son carnívoros domesticados que proceden del estado salvaje. En estado libre su lengua les ayuda a raspar la carne de los huesos de sus presas. En situación doméstica, el gato puede atrapar la comida de una superficie solamente con la ayuda de su lengua.

Un sentido del gusto muy refinado

No todos sabrán que en los gatos el sentido del gusto es más refinado que en los perros. Por ello parecen tan  escrúpulos a la hora de comer. Primero la olfatean, la miran, la seleccionan, y luego la prueban. Finalmente la .comen. Esto se debe a que sus papilas gustativas les proporcionan no sólo el gusto, sino también que detectan la textura de la comida, según han averiguado las investigaciones realizadas por Purina Pet Care Center. La capacidad de percibir la textura de un alimento es lo que nos da la sensación de la palatabilidad, esto es, el placer de comer, y explica por qué la comida seca de los gatos - a diferencia de la canina - está  disponible en una gran variedad de formas. Asimismo, su lengua es muy sensible a la temperatura, por lo que prefieren la comida a temperatura del tiempo a la caliente o fría.

Un olfato exquisito

El sentido del olfato es muy desarrollado en los gatos, aunque no llegue al nivel del de los perros. De los estudios parece que su elevada capacidad olfativa a pesar de su corto tabique nasal dependa también de la lengua, precisamente, de las papilas situadas en la parte delantera y lateral. El olor de la comida resulta ser un
factor determinante para que un gato coma a gusto o la rechace. El apetito de los gatos es cosa delicada y,  además de un olor inadecuado, puede ser alterado por varios factores, incluidos los ruidos o la presencia de
gente extraña. De todos modos, cuando notéis que un gato rechaza la comida durante dos o más días, es preciso visitar el veterinario, ya que algo más serio podría estar escondido detrás de la pérdida de apetito.

Beber con la ayuda de la lengua

Por lo que se refiere al beber, la lengua desempeña un papel importante. La lengua es un músculo, por lo tanto su mayor o menor movilidad determinará la calidad del ejercicio de sus funciones. La lengua gatuna es muy móvil y es empleada para beber, al asumir la forma de una pequeña cuchara con la que el animal se lleva
los líquidos a la boca. Esto lo saben todos. Quizás lo que no sea tan conocido es que el gato, con cada acción, retiene agua en la boca, que traga cada tres o cuatro lamidos. Precisamente las papilas le ayudan a llenarse la boca de líquido. El gato necesita de mucha agua fresca a su disposición, aunque la asunción del líquido dependerá de varios factores tales como la dieta - los que se alimentan de comida en lata beben menos - la estación, el ejercicio, etc. En todos casos, si tenéis dudas de que vuestro gato beba poco, algo de agua puede ser añadido a su comida.

Como son los movimientos de la lengua

Dentro de los estudios sobre los complejos movimientos de la lengua gatuna, también se ha averiguado que los movimientos de la lengua del gato durante la alimentación varían notablemente. Las investigaciones indican  que la comida sólida es transportada hacia la faringe mediante un complejo movimiento de la mandíbula y la lengua en relación con el paladar. En la fase de masticación, estos movimientos cambian, y la comida es  retenida en la boca. Aquí también, la lengua asume un rol determinante. Durante la fase del transporte de la comida a tragar, la lengua se contrae y estira rítmicamente, análogamente al movimiento de un gusano. Durante el momento de alargamiento, la lengua, con la comida encima, es llevada a contacto con la rugosidad del paladar; en la fase de acortamiento, ella se despega del paladar. En su fase alargada llega a ser un 60% más larga que durante la fase de contracción. De ello, los investigadores han deducido que estos movimientos son fundamentales para el mecanismo de transporte de la comida y, por lo tanto, en la alimentación y la normal función digestiva en los gatos. En cambio, durante la fase de masticación no se observa un estiramiento-contracción apreciable, mientras sí se produce una acción de rotación de la lengua que hace que la comida reciba masticación uniforme, algo como en el caso de las máquinas cementeras cuando mezclan el material.

No le gustan los dulces
De entre los diferentes sabores, los gatos pueden apreciarlos todos excepto el dulce, que no captan muy bien. Quizás la razón sea que los gatos no se alimentan de cosas dulces, lo que debería recordarnos, como dueños responsables, no proporcionarles esta clase de alimentos para ellos dañinos
(fuente: perros y compañia)

El gato envejece

Las proverbiales siete vidas de los gatos tambien llegan a agotarse. Es una ley de la naturaleza. Sin embargo, idénticamente al caso de los humanos, la duración y la calidad de la vida dependen de muchos factores que normalmente no se les da el peso que merecen. El proceso degenerativo no obedece a fases rígidas, pero su inicio y proceder puede generalizarse.

Las mascotas, así como las personas, suelen llevar una vida bastante estándar, y los efectos de una vida  estandarizada son los que permiten fechar el inicio del envejecimiento de manera generalizada, aunque no absoluta. En los gatos domésticos este periodo empieza a partir de los ocho años de edad.
Factores que influyen en el envejecimiento

Es verdad que todos conocemos historias de gatos que han vivido bien hasta los dieciocho o más años, pero estos casos no caen dentro la generalización a causa de los factores influyentes que hemos mencionado.  Aparte de la genética y el entorno en donde el animal vive, que pueden ser favorecedores o perjudiciales, hay otros factores sobre los que se puede trabajar preventivamente sin esperar que el animal (o la persona) empiece a mostrar signos de enfermedades degenerativas ligadas con la edad. Uno de estos factores importantísimos es la alimentación y el estado psicológico. Todos los animales somos lo que comemos, así que una alimentación desordenada y de baja calidad pasará una factura bastante cara cuando el  envejecimiento empiece a instalarse. Un mayor cuidado de la alimentación en esta etapa de la vida es crucial  para la salud y la calidad de vida, pero lo mejor sería empezar ya en juventud a cuidar de la alimentación y a prevenir abusos que solamente se acumularán a otros abusospara manifestarse cuando el organismo necesita más energía de buena calidad, justamente en la vejez.
Los procesos degenerativos asociados con la vejez pueden retrasarse en general hasta los diez años de edad en los gatos,pero es cuando ella empieza que las enfermedades comienzan a aparecer o a hacerse más frecuentes y serias.
En los organismos castigados, en cambio, la degeneración orgánica índice de vejez suelen adelantarse. Un primer dato que se desprende de estas reflexiones es que vigilar asiduamente la salud de nuestras mascotas, les garantizará una mejor vejez y salud. Acudir al veterinario a menudo, pese a que el gato tenga buen y sano aspecto, y no sólo cuando las enfermedades se presentan o se sospechan es un buen comienzo.

En el caso de que el gato sufra problemas leves de salud, el veterinario completará su control rutinario con pruebas ulteriores, por ejemplo, un electrocardiograma o la radiografía torácica. Si por el contrario los problemas de salud son serios y la mascota no se encuentra bien, aparte de los mencionados exámenes habrá que realizar un control abdominal (radiografía) cada seis meses.
Las vacunaciones deben ser adecuadas a la edad del animal. Los gatos mayores necesitan ser vacunados contra FVRCP, Prevenir es mejor que curar, así que la prevención estriba en realizar revisiones periódicas anuales de la salud de nuestra mascota. De entre estas rutinas están el examen físico, el análisis de los  glóbulos rojos y de la orina, el control del peso, de los dientes, oídos, uñas y piel. La nutrición sigue siendo un elemento crucial. rabia, clamidiasis, bordetelosis y leucemia felina.
El problema de los parásitos

Los parásitos son un problema para las mascotas, y aún más para las de edad avanzada. Los parásitos  pueden ser vectores de peligrosas infecciones de las que el animal mayor se defiende menos eficazmente que uno joven. La aparición de parásitos la averigua el veterinario, pero el propietario puede controlar por su cuenta examinando las deyecciones del gato para ver si contienen algún gusano parasitario que será eliminado con medicamentos.
Además de corazón, sangre y orina, se deberá tener bajo control los ojos de la mascota. El veterinario habrá de limpiarle los oídos al menos cada dos meses y acondicionarle las uñas. Índices importantes a tener controlados son el apetito, si hay tos persistente, olores anormales y la piel (bultos o úlceras resistentes
a curarse). Todo ello puede revelar anticipadamente la presencia de infecciones o enfermedades.

La importancia de una buena alimentacion

Ya hemos subrayado la importancia del factor de la alimentación. Cuidar la dieta puede ser la clave para  mejorar los problemas de salud de la mascota, especialmente en edad avanzada. Una buena regla es proporcionarle pequeñas raciones de comida a intervalos regulares. En el caso de hipertiroidismo, ligado a pérdida de peso, el valor energético de las comidas deberá ser incrementado. Una buena nutrición pasa por una dentadura eficaz. La primera digestión toma lugar en la boca, por lo que la higiene oral es también un elemento a tener en cuenta. Evidentemente, los alimentos secos son los más adecuados puesto que eliminan los depósitos de suciedad entre los dientes.  Los dientes en mal estado, afectados por exceso de sarro, llegarán a caerse. En el caso en que la dentadura del animal no esté en buen estado, se deberá proporcionar alimentos blandos en porciones pequeñas. El agua deberá ser siempre fría porque los gatos viejos pueden padecer descontroles de la temperatura corporal y sufrir deshidratación.

No te olvides de las revisiones

Prevenir es mejor que curar, así que la prevención estriba en realizar revisiones periódicas anuales de la salud
de nuestra mascota. De entre estas rutinas están el examen físico, el análisis de los glóbulos rojos y de la orina, el control del peso, de los dientes, oídos, uñas y piel. La nutrición sigue siendo un elemento crucial.

Control del peso

Este es un apartado importante en los animales de edad avanzada. Aunque el hecho de que el gato adelgace no es sinónimo de enfermedad, es bueno que la mascota se mantenga en un peso ideal, lo que beneficiará su movilidad y articulaciones. Hay una creencia popular errónea que dice que los gatos tienden a engordar  conforme envejecen. La mayoría de los estudios veterinarios desmienten este dicho. Lo importante es no  atiborrar a la mascota con comida, especialmente humana, sino informarse. Será el especialista quien nos  aconseje si reducir la cantidad de alimento o variar la dieta
(fuente: revista perros y compañia)

martes, 29 de marzo de 2011

Cafeterías de gatos

Algo tan humano como es el sentido de "seguir" la moda se ha llevado a tal extremo que las mascotas, esas que comparten la vida con los humanos, no se han podido sustraer y forman parte tambien de esa vorágine de modas y usos, unas mas trasgresoras que otras. Es el caso de los gatos, que se han incorporado a ese fenomeno del "trends", incomprensible para unos y necesario para otros.

Las modas son tendencias rnomentáneas que seguimos, y que resultan fundamentales para que el sistema  económico siga funcionando. Son estrategias comerciales de mercadotecnia (marketing). Para las personas, es difícil sustraerse a la influencia de las modas, pues, en cierta medida esos "trends" dictan nuestra  aceptación social según el entorno donde obramos y nos movemos. Principalmente, las modas tienen que ver con la estética aprobada en un determinado tiempo y lugar. Esta "aprobación" ligada a una "tendencia" es en  gran medida predeterminada por las industrias y por complejos estudios de mercado.

Necesidad de cohesión con el grupo

Ahora, ¿cuál es la función de una moda? Fundamentalmente, ser visto, admirado y aprobado por los otros que comparten la idea de que seguir una tendencia es "lo suyo", lo que se estila, que son muchos. En el fondo hay una necesidad de cohesión y aprobación en el interior de un determinado grupo humano. Pero, ¿puede la moda (estética) tener algún sentido en los animales? Y en caso afirmativo, ¿cuál sería?  Las mascotas clásicas - perros y gatos - forman parte de la vida humana, incluyendo las maneras y actitudes sociales que a ellos trasladamos. Su larga domesticación las ha alejado de sus ancestros. Hoy, cánidos y félidos de compañía retienen sus características en la forma y sus particularidades etológicas específicas, pero sus  comportamientos van lentamente alejándose de los de sus congéneres naturales. Han aprendido a pedir sus  comidas, a portarse de una manera aceptable, a controlar su agresividad natural, han perdido parte de su impulso predatorio al punto de que los individuos que aún lo retienen se consideran como problemáticos. La estructura social y normativa humana ha pasado a los animales de compañía.
La fuerte unión que existe hoy entre el hombre y sus mascotas no siempre respeta los límites más íntimos de la realidad etológica. Por lo tanto, quizás olvidando que no se trata de pequeños humanos con forma de gatos
y perros, a veces descarrilamos y les extendemos e imponemos nuestros valores y gustos. Evidentemente, el  animal doméstico que "sigue" la moda que su amo le impone, no trae ningún beneficio de ello ni comprende lo que sucede; sólo sigue porque está domesticado. Acata otra de entre esas muchas reglas relativas al vivir social humano que no entiende.

Modas que cumplen alguna funcion

Muchas modas se han trasladado a los animales y ciertas detienen y cumplen también una función. Por ejemplo, los varios abrigos (sirven contra el frío y la lluvia), ciertos juguetes exageradamente estéticos (que sin embargo siguen satisfaciendo la función por la que se construyen: bolas para morder, palos para arañar) y otros ejemplos. La tecnología nos hace la vida más cómoda y más estética, aunque a la mascota ello no deja de pasar desapercibido. Pese a todo, lo importante es que se mantenga una conexión con la utilidad del objeto para el animal. Por ejemplo, las bandejas con filtros antiolor y tapas anti-esparcimiento son útiles para nosotros, mientras que para el gato lo esencial es un contenedor con arena para hacer sus necesidades y nada más. Todo el resto es para nosotros y nuestras exigencias. Se trata de un compromiso exigido por las necesidades sociales. Lo mismo dígase por las tradicionales casitas para el perro que, en algunos casos, se convierten en verdaderos adminículos de luio, pequeños castillos, o para ciertas comidas de "gourmet". Lo importante para un animal no es si la comida está "riquísima" o si es exclusiva, sino que sea bien equilibrada, de calidad alimenticia y que satisfaga sus necesidades bio-fisiológicas de la mejor manera, pues su salud depende en gran parte de lo que come. Nuestra gula y todos los enganches de la industria alimenticia y publicitaria para fomentar el consumo de ciertos productos, si pueden darnos a los humanos algún beneficio (no siempre alimenticio) para las mascotas no sólo son irrelevantes, sino que pueden ser perjudiciales (dicho inter nos, esto vale también para nosotros, pero es otro discurso). Repetimos, lo que cuenta es que no se
pierda de vista la necesidad y el bienestar del animal, y que éste no acabe siendo un simple utensilio de  producción y venta de accesorios impulsados por la industria de la moda. Todo lo dicho puede pasar, ya que
cada uno hace con su dinero lo que le apetece y, sobre todo todavía se vislumbra una función destinada a la satisfacción directa del animal: juego, esparcimiento, descanso, comodidad, protección ...
Sin embargo, este afán por el "trend" denuncia la presencia de una característica típica humana, es decir, la exageración hasta la saturación, el no saberse parar, el no tener límites, incluso cuando la función ya ha  desaparecido o incluso se torna perjudicial para la mascota. Sólo queda la satisfacción del amo a través del animal, lo que se vuelve bastante discutible. Todo lo dicho viene al caso de unas modas que el lector puede  visionar en la web y que ahora vamos a ver. Se trata de una clase de usos y modos o costumbres realmente desconectados de la satisfacción de una función o necesidad natural del animal, usos que son un fin en sí y cuya utilidad - con referencia a la mascota - no se logra percibir.

El gusto por los gatos de los japoneses

Como estas manifestaciones son bastante numerosas, en este artículo abriremos la reseña con una de ellas y en los próximos números veremos otras curiosidades análogas tales como el tatuar a los gatos. Empecemos nuestro viaje por la extravagancia desde Japón, conocida sociedad eficiente, rigurosa, disciplinada, obediente} respetuosa y trabajadora. Los orientales no han sido conocidos como amantes eufóricos de las mascotas hasta su occidentalización tras el segundo conflicto mundial. A partir de entonces, los gatos en particular han entrado en las pulcras casas niponas} en sus dibujos animados y Mangas} entre sus héroes, y han dejado de dormir y comer fuera del hogar.

Paliar la soledad entre personas

Este curioso fenómeno ha alcanzado un nivel exagerado bastante curioso. El gato ha sido usado para  satisfacer una necesidad humana apremiante, especialmente en Japón: paliar la soledad. Se han creado "Cafeterías de gatos"} donde la gente paga unos tres euros para pasar media hora tomándose algo rodeada de gatos. Evidentemente, no se sirve comida y el cliente no puede traer a su propio gato. Si el cliente desea alargar su estancia} pagará unos 90 céntimos para cada 10 minutos adicionales. Es ésta una aplicación  comercialmente muy fructífera de los hallazgos científicos de los beneficios de los animales de compañía sobre la salud, de los que nació hace años la Terapia Asistida por Animales (TAA). Es obvio que la necesidad a  satisfacerse es la falta de compañía y de comunicación entre las personas, causado por aquella soledad  insoportable que la sociedad ha sido capaz de originar. Una auto-desnaturalización del humano que ahora necesita que los gatos acaben trabajando como sus terapeutas} dándole aquel cariño y compañía que los otros humanos comienzan ya a ser incapaces de proporcionar
La función de los gatos anti-estrés

¿Qué hace pagar a un japonés 4 ó 5 euros por un café? La soledad y el hecho de que muchas comunidades de vecinos prohíben tener mascotas ... [a la salud del amor a los animales! Los gatos proporcionan - como abnegados trabajadores - simpatía y relajación al auto-estresado trabajador japonés. ¿Llegarán los gatos trabajadores nipones a tener que necesitar de ratas para relajarse? Según lo reportado por una agencia informativa, de entre los clientes entrevistados hay ... [dueños de gatos! Yademás, la motivación que dan por esta nueva moda es que los "gatos-camareros" dan la posibilidad a la gente de encontrarse y hablar o intercambiar opiniones sobre sus respectivas mascotas (que están en casa solas). Unos afirman que "para que sus gatos no se pongan celosos" a la vuelta a casa les traen regalos. Clara antropomorfización humana fundada en el sentimiento de culpa, y tal vez nos diga algo que esta clase de bares proliferen en zonas industriales y comerciales de alta tecnología o universitarias. La frecuencia de paso de clientes es de unos 30-50 al día, con incremento durante el fin de semana. Todas las franjas de edades y ambos géneros están representadas. Cada cliente tiene su "terapeuta" favorito, que se amolda a sus características personales. La
propietaria de uno de estos locales de Tokio considera que la razón del boom gatuno se debe al estrés que los trabajadores nipones padecen en el trabajo, por lo que la compañía de los gatos hace que, durante un rato, puedan disfrutar - por interpuesta persona - de libertad y volubilidad mucho más que con el obediente  perro, reflejo de su propia condición de obediente trabajador. Algunos sostienen inocentemente que esta tendencia muestra cómo los gatos están empezando a ocupar su merecido sitio en la sociedad, incluso - iYcómo no! - económico. Pero las dudas quedan, y muy consistentes, pues dicho gran amor, este recobrado lugar en la sociedad, lo veremos cuando los camareros sean jubilados al cuarto año de edad. Si no fuera tan trágica, esta situación podría hasta hacer sonreír.

El inicio de un negocio al alza

Los gatos que "trabajan" en la cafetería tienen de 1 a 3 años. Cabría preguntarse dónde irán a parar al cumplimiento del cuarto año, visto que al no ser "Tamagochis" (otro invento antí-soledad nipón) los gatos, seres vivos, también crecen, envejecen y enferman. De todos modos, su función es "hacer jugar y divertir a los clientes". La idea de este business nació en Taiwán, y un japonés que se enteró durante un viaje de negocios, la importó a Osaka hace 4 años. A partir de entonces, el mercado de las mascotas ha vivido un boom impresionante. Ahora hay cantidad de cafeterías análogas en todo el país. Sólo en Tokio hay una veintena. Esto puede hacer pensar en un cariño, un amor especial del japonés por los gatos, pero ... ¿y el respeto del animal como animal? Evidentemente, es del todo ausente.

Inside Job v.o.s.

Adjunto el mejor documental de 2010

Descargar
(en ingles con subt. en castellano)

"Inside Job" ofrece un análisis exhaustivo de la crisis financiera mundial de 2008, que a un coste de más de $ 20 billones de dólares, a hecho que millones de personas pierdan sus empleos y hogares en la peor recesión desde la Gran Depresión, y casi dio lugar a una financiera mundial colapso. A través de investigaciones exhaustivas y extensas entrevistas con los principales conocedores financieros, políticos, periodistas y académicos, la película describe el surgimiento de una industria de delincuentes que ha corrompido la política, la regulación y la academia. Se realizó en el lugar en los Estados Unidos, Islandia, Inglaterra, Francia, Singapur y China

miércoles, 23 de marzo de 2011

Asamblea en la carpinteria


Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea.
Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias.
El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar.
¿La causa? Hacía demasiado ruido!.
Y, además, se pasaba el tiempo golpeando.

El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.
Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija.
Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.

Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.
En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo.
Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un fino mueble.
Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación.
Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo:
- "Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades.
Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos".

La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.
Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.


Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán.
Cuando en una empresa el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa.
En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos.

Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo. Pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.
"T.G.W. Lab. Corp."



Gracias a Adela Balderas por descubrirme este texto

domingo, 13 de marzo de 2011

El oso panda de japón

Esta es una foto que ha dado la vuelta al mundo por las redes sociales
En el zoológico de Japón se capturó una fotografía en la que un oso panda se abraza fuertemente a la pierna de un policía en busca de refugio y protección. Imagínense el pánico que debería sentir este bello y fuerte animal para aferrarse a una persona de una manera tan humana.



jueves, 3 de marzo de 2011

Personalidades felinas

El gato es en esencia un animal independiente, curioso, dormilón y de admirable personalidad, porque obviamente los gatos tienen personalidad y ésta varía de unos a otros ejemplares. Mientras que unos son activos y bulliciosos, otros son reservados y tímidos. Hay gatos muy independientes y también tremendamente afectuosos.
Te presentamos algunos tipos de personalidad gatuna, y lo más importante, te contamos cómo puedes mejorar su temperamento, algunas veces extraño o al menos sorprendente, otras sencillo y hogareño, pero siempre  entrañable. Identificar la personalidad de tu gato no tiene dificultad, vivir con esa personalidad puede exigir paciencia y creatividad por tu parte, pero los gatos son así, nada predecibles, y no tenemos otro remedio que adaptamos a ellos .... o sucumbir en el intento.

El egoista
Si disfrutas de un solo gato puede resultarte más difícil identificar a este tipo, pero en aquellas casas donde conviven varios gatos es fácil identificar al gato egoísta. Es aquel que empuja a los otros gatos para que se aparten de su camino, el celoso que les arrebata los juguetes o no les deja comer hasta que él se ha saciado. Si estás acariciando a otro gatito el gato egoísta llega corriendo y se sube a tu regazo para que solamente le hagas mimos a él. Una actitud tan egoísta puede acabar siendo desesperante, pero los gatos saben arreglar las cosas de la vida de manera tan natural que terminarás por encontrar divertido su temperamento narcisista e interesado.
El manipulador

Es un maestro en conseguir todo aquello que quiere. En cuanto amanece salta sobre la cómoda del dormitorio y maúlla o derriba objetos de adomo para llamar tu atención. Cuando este tipo de gato quiere que juegues con él o que le des de comer, en realidad te está adiestrando a satisfacer sus deseos. ¿En verdad te está manipulando? i No!. Seguramente él piensa que está poniendo en práctica todo su repertorio de  encantos gatunos para obtener lo que quiere. ¿Cómo puedes detener este tipo de comportamiento? Sencillamente: i ignóralo! Cuando tu gatito te despierte a las 6 de la mañana para que le llenes su plato de comida, te das media vuelta y sigues durmiendo. No refuerces su comportamiento levantándote a cumplir sus caprichos. Si no le prestas atención, si no satisfaces sus antojos en el momento en que los exige, dejará de hacerlo. Va a tardar unos días, a veces semanas, pero al final entenderá que ese comportamiento no le reporta ningún beneficio.
El independiente

Es ese tipo de gato que se mantiene lejos de la gente y no le gusta comprometerse emocionalmente. Expresa y recibe atenciones sólo bajo sus propias condiciones. Puede andar pegado a tus talones, frotándose contra tus tobillos y rodando por el suelo para que le rasques la tripita, pero cuando quieres acariciarlo da un brinco y se va corriendo. Puede que se suba a tu lado en el sofá, pero cuando lo vas a abrazar huye. Es un comportamiento relativamente común en gatos que hemos llevado a casa cuando eran adultos y no se les había educado en el afecto. Es difícil cambiar a un gato adulto y convertirlo en un gatito que le encante ser mimado, pero debes intentarlo. En otros casos encontramos gatos que pueden expresar mucho afecto mientras son cachorros y jovencitos,  pero al crecer se convierten en gatos indiferentes o fríos. Algunos propietarios llegan a pensar que su gato ya no les quiere, que no desea estar a su lado, pero no es verdad, es que al llegar a la madurez apareció esa personalidad poco expresiva en el gato, nada más.


El travieso
Cuando uno de estos gatitos llega a tu casa, tu vida no volverá a ser igual. Dile adiós a la tranquilidad. Son pura locura. Si te ha tocado uno de estos gamberros deberás aprender a vivir con el cubo de la basura volcado, la tierra de las macetas esparcida por la terraza y el rollo de papel higiénico hecho trizas. Nunca más podrás tener jarrones y porcelanas en tu casa. A algunos les gusta subir a los muebles y derribar todo lo que allí encuentren, disfrutan viéndolo estrellarse contra el suelo. Si les persigues enfadado es casi seguro que este comportamiento aumente. Se habrá convertido en un juego para el gatito. Por lo general se trata de un gato con mucha energía, que carece de estimulación suficiente en su medio ambiente. Tienes que ofrecerle juguetes  y jugar con él en la mañana, en la tarde y en la noche. En definitiva, préstale atención a todas horas todos los días. Un gato con mucha energía no es un gato malo, es un gato que se aburre y no encuentra las suficientes actividades gatunas a su alcance para mantenerse ocupado.
El nervioso

¿Conoces un gatito que sea excitable y muy impredecible? Seguramente es un gato nervioso. El gato nervioso es ese que se busca problemas con su comportamiento díscolo, el que se excita con facilidad y nos muerde las manos. Tiene extraños estados de ánimo que le empujan a correr como loco de un lado para otro de la casa. Su intención real es jugar. Este gatito se agazapa tras un mueble y cuando pasas te muerde los tobillos. Disfruta con tu sobresalto y es difícil no sobresaltarse cuando te están clavando un dientecillo o una uña en las piernas, pero si agitas los pies lo encontrará muy divertido e insistirá en su tropelía. Lo mejor es ofrecerle un montón de juguetes y no poner las manos o los pies a su alcance. Si te ataca jugando toma un juguete y haz  que redirija su atención hacia el mismo.
(fuente revista pelo pico pata, imagenes lolcats)