jueves, 24 de febrero de 2011

Cuentos de naturaleza: el gato

Cuentos de la naturaleza: El gato

Formato: Dvdrip (Natura)
Idioma: Español de España
Año: 2000-2001
Produccion: Natural History New Zealand LTD & Animal Planet.
Tamaño y Duracion: 400Mb 25min. (Aprox. por Capitulo)

2001
IWFF International Wildlife Film Festival at Missoula, USA
Best Use of Graphics and Animation in a Television Series
First Place (tied) for Best Television Series
Merit Award for Conservation Message in a Television Series
Merit Award for Presentation of Biological Information in a Television Series
Merit Award for Presentation of Wildlife and Cultural Interrelationships in a Television Series
Merit Award for Promoting Watchable Wildlife in a Television Series
Merit Award for Use of Archival Footage in a Television Series
Merit Award for Use of Humour in a Television Series
Second Place for Educational Value of a Television Series
Second Place for Narration in a Television Series
Third Place for Script of a Television Series


Los seres humanos y los animales han convivido prácticamente a lo largo de toda su historia y, hoy por hoy, continúan haciéndolo compartiendo los diversos hábitats de nuestro Planeta. Una estrecha unión que ha ido condicionando la evolución de un gran número de especies y la imagen que de ellas se tiene en la actualidad. Si echamos la vista atrás en el tiempo, podemos comprobar el gran número de leyendas, mitos o fábulas que el hombre ha ido generando a lo largo de su historia y cuyos protagonistas son animales. En ellas se les ha atribuido todo tipo de poderes, en ocasiones beneficiosos, en otras terroríficos o malignos y que, generalmente, poco o nada tienen que ver con la realidad. Esta serie nos ofrece la oportunidad de poner al descubierto qué hay de mito y qué de realidad detrás de cada una de estas curiosas historias. Para encontrar una explicación estudiaremos el comportamiento de gran número de especies animales a lo largo de su historia y cómo su relación con el ser humano se ha ido desarrollando, evolucionando o alterándose a lo largo del tiempo. Una estrecha relación que ha provocado cambios fascinantes en la naturaleza de los animales y en la nuestra.

lunes, 21 de febrero de 2011

Larousse del gato

Aqui os traigo la enciclopedia del gato de Larousse
En castellano, 254 paginas,tamaño 55mbs  formato PDF. Descargar (actualizado)

Todo lo que hay que saber sobre el fascinante mundo de los gatos: desde las primeras civilizaciones hasta nuestros dias, sus origenes, como entenderlos, como educarlos, como cuidarlos....

Comprender al gato: su caracter, comportamiento, desarrollo, psicología

La salud del gato: sus enfermedades, cuidados necesarios, reproduccion, cuando acudir al veterinario...

Informaciones útiles sobre protección legal, compra y pedigree, concursos y exposiciones, clubes felinos....

Más de 50 razas: todas las razas y variedades reconocidas, con su origen, sus aptitudes, su temperamento, la cría y genética de cada una de ellas

La vida cotidiana del gato: la elección, educación, alimentación, higiene...

Una obra excelente para los amantes de los gatos

Desde aqui mi agradecimiento a la biblioteca municipal de Vitoria que me ha permitido hacer copia de seguridad

viernes, 11 de febrero de 2011

El calor en el hogar

No es solo por mis gatos, pero yo soy una persona más bien hogareña. Quizas sea que tengo mis libros a mano, poder conquistar el mundo en algun juego de la xbox360 o pasarme horas navegando por la red, pero soy más bien de estar en casa que de salir a la calle. Por eso un hogar cálido que sea placentero para estar ahí (y no lo digo solo por la calefacción) es muy importante. Adjunto un articulo que me pareció muy interesante en una revista


Diferentes estudios han demostrado los efectos terapéuticos de la arquitectura y la decoración. Nuestro hogar es nuestro refugio, y pensar en cómo sentirnos a gusto en él, una premisa para mejorar nuestro ánimo.


En la excelente película Los intocables de Eliot Ness, arnbíentada en el Chicago de los años treinta, el protagonista (Kevin Costner) persigue implacablemente al gánster Al Capone. Una persecución que se convierte en una sangrienta batalla. Mientras Ellot Ness sufre lo indecible, su dulce esposa lo telefonea para saber cómo se encuentra y le pregunta de qué color cree que debería pintar las paredes de la cocina. Al colgar el teléfono, él reflexiona en voz altar''Una parte del mundo todavía se preocupa por el color de la cocina". Aunque nos lo parezca, lamujer de Ellot Ness no se está ocupando de un tema tan baladí. Para la cordura humana, el estado de nuestras casas es mucho más crucial de lo que parece. 


¿Qué debían sentir nuestros ancestros cuando se refugiaban en sus cuevas? Entrar o no podía significar seguir viviendo o morir. Las cavernas les protegían de las arrasadoras inclemencias del tiempo y de los feroces depredadores. Cobijarse en sus grutas debía constituir un gran alivio para ellos. Y nosotros, ¿qué sentimos cuando entramos en nuestro hogar y cerramos la puerta? ¡Buf! Otro gran alivio. Los leones no merodean por las calles, pero siguen existiendo "leones", simplemente con otras formas (jefes, clientes, compañeros,  reuniones, compromisos sociales, tráfico ...). 
Nuestra casa es nuestro cobijo. Cuando contemplamos desde nuestro sofá las espantosas escenas que cada día arrojan los noticieros, nos sentimos de alguna forma protegidos de toda esa barbarie. Sentimos que nuestras paredes nos resguardan de alguna manera. El hogar no es solo donde nos cobijamos, sino también donde podemos recargar energías para nuestro día a día. Ese rincón del mundo es esencial para nuestra vida

Cuando se evalúa la depresión se tiene en cuenta el aspecto físico de la persona, esto es, si va limpia y arreglada. No saquemos una conclusión simplista, eso no significa que todo el mundo que se encuentra deprimido descuide su imagen, ni que todas las personas desarregladas sufran depresión. Pero sí que puede ser un síntoma más. Desde mi punto de vista, también se debería tener en cuenta el estado de la casa. De hecho, hablando con compañeras psicólogas todas compartíamos experiencias de pacientes que sus casas   reflejaban su estado de ánimo. Pacientes desilusionados con casas descuidadas o personas en las que el desorden mental se veía reflejado en todas las habitaciones. Nuestro humor incide en cómo cuidamos nuestra casa y, al revés, el estado de nuestro hogar influye en cómo nos sentimos. Un ejemplo extremo es estar de traslado. Vivir con nuestras cosas metidas en cajas es de lo más estresante. Para nuestra paz mental  necesitamos tener cada cosa en su sitio.
Algunas investigaciones muestran cómo la arquitectura y la decoración de los hospitales influyen no solo en el estado de ánimo de los pacientes, sino también en su recuperación. En un estudio realizado por Roger S.  Ulrich, de la Universidad de Delaware, se compararon dos grupos de pacientes que fueron sometidos a una colecistectomía. Los pacientes del primer grupo pasaron su convalecencia en una habitación con vistas a un paisaje natural, mientras las personas del segundo grupo solo oteaban edificios desde sus ventanas. Los  primeros necesitaron menos días para ser dados de alta y tomaron menos analgésicos mientras estuvieron hospitalizados.La atención que se presta a la decoración de los hospitales cada día es mayor, dado que, como el anterior, muchos estudios muestran la influencia de la arquitectura y del interiorismo en las emociones y la convalecencia de los pacientes. Con estas premisas se puede suponer que en el caso de nuestras casas pasa exactamente lo mismo. Si el estado de nuestra casa nos da más o menos equilibrio, más o menos paz,  más o menos energías, parece necesario que empecemos a meditar qué podemos cambiar para sentimos más a gusto en ella. Podría ser terapéutico. De hecho, una psicóloga me comentaba que una parte de la terapia con una de sus pacientes consiste en que arregle su casa. Y le pide que en cada visita le traiga fotos. Una de las formas de comprobar su avance mental es observar el progreso de su hogar.

Está claro que es terapéutico porque en muchas ocasiones esa necesidad de arreglar nuestra cabaña surge de muy adentro. En el síndrome del nido se ve muy claro. Muchas mujeres embarazadas sienten la necesidad imperiosa de limpiar, ordenar y preparar todo lo referente a la llegada del bebe. Una mujer que padeció cáncer me explicaba que durante la quimioterapia le dio por poner muchas plantas, y lo más curioso es que conocía otros casos como el suyo. Igual nos encontramos ante otro síndrome que de momento no tiene nombre. Una amiga me comentaba que después de su divorcio, en plena intemperie emocional, empezó a comprar mantas y cojines y a encender la lumbre cada día. Según ella, era como si sintiera un frío dentro y necesitaba mucho calor de hogar. Así se sentía mejor. Desgraciadamente, no siempre se repara el estado de ánimo simplemente arreglando nuestra cabaña. No son pocas las personas que dan miles de vueltas antes de llegar a casa. Hacen cualquier cosa para retrasar al máximo el momento. Entrar supone un suplicio. "La casa se me cae encima", es una de sus expresiones favoritas. Los motivos no suelen encontrarse en la vivienda en sí, sino más bien en la relación con quienes habitan en ella (padres, pareja ...). Incluso, en algunos casos, la raíz de esa desazón se halla en las profundidades de la misma persona. Cuando no estás bien contigo mismo parece que no hay lugar en el mundo que dé paz, ni tu propio hogar. 
Mientras escribía este artículo, asistí a una tertulia que celebramos asiduamente un grupo de amigos  psicólogos. Les pedí tratar el tema de la casa. Y enseguida apareció un subtema: el desorden. Una de las tertulianas nos expuso este dilema: "Imagínaros una familia compuesta por la madre y el padre y dos niños pequeños, una familia feliz. Siempre juegan y, como consecuencia, tienen la casa muy desordenada. Ese  desorden no les hace sentir bien. Yasí se enfrentan a un dilema "orden o felicidad". La verdad es que ninguno de nosotros caímos en la trampa dicotómíca que ofrece este dilema porque en esta vida normalmente la salida se encuentra en el medio. El orden tiene diferentes significados para cada uno de nosotros. Podemos encontrarnos ante una mesa rebosante de montañas desparramadas de papeles y que su propietario nos  aclare: "Para mí está ordenado, sé donde se encuentra cada papel". Y todos conocemos personas obsesivas que cuando entras en su casa parece que nadie vive allí. En la tertulia llegamos a la conclusión, a la que media humanidad también ha llegado, de que es muy importante diferenciar espacios comunes y privados. 
En los comunes es importante que reine el orden (no obsesivo), mientras que en los espacios privados cada uno puede tener "su orden". De hecho, recuerdo a una mujer que uno de los motivos principales de discusión con su marido era el desorden de este. Finalmente, se solucionó de forma práctica. Llegaron al acuerdo de que una de las habitaciones sería el estudio de él, y ella no entraría ni para limpiar ni para ordenar. Sería la pequeña isla del marido y allí podría reinar" su orden". Con los adolescentes, muchos padres llegan a esta especie de acuerdo. La habitación del adolescente, por definición, está desordenada. En una ocasión leí que en un piso piloto de una nueva promoción, para que fuera todo más realista, presentaban la habitación destinada a los niños ¡desordenada! Una gran parte de los españoles, cuando son encuestados y se les  pregunta que harían si les tocara la lotería, responden que destinarían el dinero a arreglar alguna parte de la vivienda. Es verdad, si tenemos dinero es más fácil tener nuestro hogar como nos gustaría. Pero no es menos cierto que la cantidad de dinero que uno tiene no es proporcional con lo acogedora que es su casa. Muchos ricos famosos exhiben sus casas en las páginas de las revistas del ramo. Estancias enormes, sofás  kilométricos, todo milimétricamente colocado, y el protagonista en cuestión, vestido a conjunto con la habitación. Me conmueve pensar que habrá personas que soñaran con eso pensando que allí se encuentra la felicidad. Pensemos que, en algunos casos, esos famosos tienen la parte de la casa que enseñan y otra más íntima en donde realmente viven, porque, ¿quién se puede encontrar recogido en un sofá que no se acaba  nunca? 


Lo importante es sentirnos cómodos y cobijados, y no rodeados de lujo. La prueba está en que la mayoría de las personas que se hospedan en hoteles de lujo acaban finalmente por añorar sus hogares. Mi abuela, como ha ocurrido con muchas mujeres de su misma época, vivió duramente su infancia y juventud. Ya bien entrada en su madurez, su vida se fue acomodando e incluso pudo ahorrar. Gran parte de esas pesetas las invirtió en mantas. Grandes y cálidas mantas de lana que en su mayoría regaló a mi madre. Debía de ser proporcional la cantidad de mantas que compró con el frío que debería de haber pasado de pequeña. Ahora yo atesoro algunas. Cuando me acoplo en mi rincón del sofá con una de esas mantas por encima me parece notar el cariño de mi abuela enredado entre las hebras de la lana. Esa sensación no tiene precio .
(fuente: Revista El Semanal, imagenes de National Geographic)

El poder del usuario

Algo que siempre intento escuchar es el programa "ser consumidores" en cadenaser y su lema es "busque, compare, y si encuentra algo mejor, cómprelo". No soy de los que comprar por impulso, me gusta comparar tanto las caracteristicas, como el precio, como valorar sin prisas si realmente lo necesito. Por eso siempre te aconsejan que no tomes decisiones precipitadamente. Os dejo un articulo interesante sobre este tema de la revista XLSemanal
En la web, el consumidor no sólo tiene razón; también, un poder cada vez mayor. Y las empresas tiemblan. El 30 por ciento de los españoles ya no compra nada sin consultar las opiniones de otros usuarios. Unas  decenas de comentarios negativos en los principales foros bastan para borrar campañas publicitarias de millones de euros.


Si es usted uno de los 25 millones de internautas mayores de 15 años que hay en España, es probable que haya acudido a la Red para buscar un restaurante o decidir qué televisor le conviene más ... o incluso cuál ha dado problemas a otros compradores. Según un estudio elaborado por la consultora Nielsen Company, un 27 por ciento de los internautas españoles declara consultar las redes sociales para ayudarse en sus  decisiones de compra, el 29 por ciento consulta análisis sobre productos en Internet y el 15 por ciento examina las opiniones que aparecen en foros y blogs. Muchos aseguran que jamás se comprarían un  electrodoméstico sin antes echar un vistazo a lo que se dice por la Red. Un boca a boca que cada vez tiene más peso ... y cada vez da más miedo.



Los foros de opinión más influyentes
Los sitios donde colgary consultar opiniones en Internet se multiplican. Éstos son algunos de los mas Importantes ... y mas temidos por las empresas.



11870.COM
Nació hace tres años y cuenta ya con miles de usuarios registrados en España. Su especialidad: el sector del ocio. Ha alcanzado un gran renombre entre los que buscan un restaurante o un local. Una serie de  comentarios positivos puede hacer que el lugar se llene cada fin de semana. Ha lanzado también recientemente un servicio de comparaciones de presupuestos on-tine.



.CIAO.ES
Con más de 40 millones de usuarios en Europa, esta empresa -hoy, propiedad de Microsoft- es un punto de
referencia de las opiniones on-line. Funciona, además, como un comparador de precios al que los intemautas acuden para buscar las mejores ofertas de la Red, especialmente en el sector de electrónica y de los electrodomésticos.



TRIPADVISOR.ES
El sector de viajes es uno de los más marcados por esta masa critica que ha surgido con el boom de Internet. Éste es el portal español de una comunidad en-une con presencia en 26 países. En total exhibe más de 40 millones de criticas y opiniones. También realiza votaciones entre los usuarios para elegir hoteles de calidad. El último vencedor en España: el hotel Torre catalunya.



AMAZON.COM
Es ya un centro de referencia para la compra de libros y la consulta de opiniones sobre las novedades  editoriales; en especial, en los países anglosajones. En EE.UU., los usuarios avanzados reciben en su propia casa libros que las editoriales les envían para que los valoren: tienen tanto peso en las ventas como los críticos de los medios.

La buena reputación on-line se nota en las cuentas de la empresa; pero una serie de comentarios negativos en  foros que son visitados por millones de personas puede dar al traste con una campaña publicitaria de millones de euros. Sea un restaurante o una multinacional, si en Internet abundan las opiniones negativas, el negocio se resiente. De nada sirve aquí aquello de «que hablen de mí, aunque sea mal». Así las cosas, han surgido incluso nuevos puestos de trabajo relacionados con este nuevo método de diálogo entre consumidores, y entre consumidores y empresas: community manager, dinamizador, responsable de estrategias on-Iine ... Nuevos cargos de nombre y función cambiantes porque todo en Internet se transforma a marchas forzadas.
La dave es, en cualquier caso, saber qué se dice de uno en páginas de opinión' blogs y redes sociales. Páginas como Ciao tienen más de 40 millones de usuarios en toda Europa. Y la española 11870,fundada en 2007,  tiene ya más de 26.000 usuarios registrados, que han publicado 200.000 opiniones acerca de negocios. Se dice rápido, pero mucho más tarda en analizarse toda esta información. ¿Se puede? Hay quien intenta poner orden en el caos. La empresa española Guidance acaba de lanzar una herramienta llamada Buziness, que busca «convertir el ruido de Internet en variables medibles para el negocio con una fiabilidad del 97 por ciento». Valentin Fernández, experto en marketing y cofundador de la empresa, nos explica cómo lo hace:  «No es posible analizar todo Internet, pero sí los aspectos críticos para la empresa: sitios como Twitter, blogs ... Para obtener un perfil de qué tipo de usuario ha dejado los comentarios, utilizamos, digamos, tres  diccionarios: el de la RAE; uno 'vertical', específico de cada cliente; y, por último, el de la jerga, ya que en estos foros surge un nuevo lenguaje muy específico. El lenguaje y hasta la sintaxis de un mensaje hablan de  qué tipo de persona lo ha escrito: su nivel sociocultural, su edad e incluso sus posibles gustos». Además de  permítir crear un perfil de los 'comentaristas', este análisis permíte medir cómo evalúan los internautas a las empresas. Y éstas, entonces sí, pueden actuar en consecuencia.
¿Y si las empresas intervienen en estos foros ...? ¿Nos podemos fiar? ¿Cómo sabemos que detrás de un comentario positivo no se encuentra el departamento de marketing o el  dueño de la propia firma juzgada? Ha habido casos sonoros de intento de manipulación de esta nueva 'gallina de los huevos de oro' que es la  reputación on-line. Una investigación realizada por la revista alemana Spiegel sacó a la luz una estrategia cuanto menos turbia de la empresa Deutsche Telekom. Su agencia de comunicación se encargó de escribir  cientos de críticas +supuestamente redactadas por los usuarios- en un portal de comparativas de precios.
Con todo, este tipo de estrategias funcionan cada vez menos. «Si algo así ocurre, lo podemos detectar  -explica Valentín Fernández-. Cuando una misma persona pone muchos posts, nos saltan las alarmas. O si los comentarios son muy extremos, sea para bien o para mal, suele indicar que detrás hay alguien de la competencia o de la misma empresa. Se puede saber cuándo los community managers han tocado tecla.» A finales de julio, su empresa se encontró, de hecho, con un caso que ilustra esta situación: una compañía, que Fernández no menciona, estaba recibiendo multitud de comentarios negativos en la Red por un producto que estaba dando problemas. La compañía trató de intervenir, para contrarrestar esta mala reputación, con  comentarios laudatorios; pero no funcionó. «Al final -concluye Fernández- vence siempre la opinión real.»
La idea es seductora: para contrarrestar las mentiras del marketing y los trucos de relaciones públicas, son los  propios consumidores quienes cuentan cómo es en realidad un producto o un servicio para que los buenos reciban muchos clientes y los malos tengan menos éxito. Es como si se hubiese alcanzado esa utopía  imposible que es el mercado perfecto: los consumidores disponen de toda la información necesaria antes de decantarse por un producto concreto. Y hoy día se pueden leer opiniones en Internet sobre todo tipo de actividad empresarial: desde un burdel hasta una marca de refrescos, pasando por bares, hoteles, productos  transgénicos, implantes dentales o agencias de viaje. 
Hay, no obstante, sectores en los que este tipo de opiniones sí tiene más peso. Un 33 por ciento de los  consumidores españoles que compran por la Red asegura no adquirir aparatos electrónicos sin consultar antes lo que se dice sobre ellos en la web. A su vez, un 37 por ciento no compraría un automóvil sin ver antes lo que se opina en la 'nube' y un 28 por ciento consulta la Red antes de hacerse con un billete de avión. Esta masa crítica que deja sus alabanzas o sus pegas en los foros y redes sociales ha adquirido un poder sin  precedentes. 
Y sectores como el turismo se encuentran especialmente a su merced. Hace unos meses, el propietario de una casa rural en la provincia de Barcelona escribía, muy airado, a los responsables de Top Rural: «La pasada semana se ha recibido una dudosa opinión que evidencia el claro objetivo de hacer daño a mi negocio. Este 'viajero', que se esconde detrás de un sobrenombre dudoso como 'unodostres', no ha estado  nunca en-la casa». Era-el único comentario negativo sobre una serie de comentarios positivos; pero no había forma de eliminarlo. «Cada cual es libre de expresar su opinión», comentaron los responsables del foro. No es la única vez que el sector hotelero muestra sus dudas. Hace ya algún tiempo se organizó en Palma de Mallorca un encuentro entre dueños de negocios hoteleros y responsables de estas comunidades sociales de  opinión bajo un lema más que elocuente:
«Hoteles versus portales de opinión». ¿Cómo podemos saber, entonces, si hacemos bien o no en fiarnos de una opinión on-line? Si no lo podemos saber a ciencia cierta, un poco de sentido común y algo de costumbre en foros bastan para hacernos una idea bastante clara sobre el grado de veracidad de un juicio emitido. Por ejemplo, si un usuario de un foro como 11870 ha colgado su opinión acerca de decenas de sitios distintos, quiere decir que es un usuario activo, no un recién llegado. Si, además, sus opiniones no son blancas o  negras, sino que admiten matices como que un «buen restaurante» tiene un precio «un poco elevo», indica un intento de objetividad por su parte que los usuarios valoran mucho. Sin ella no se sostiene esta gran masa crítica que trata de contrastar la información vertida en la publicidad o en las éstrategias de marketing.
Fernando de los Ríos es un usuario activo de 11870, «aunque ahora menos que antes», confiesa. Toca muchos palos: está en Twitter, Linkedin, tiene un blog ... y explica que «cuando busco un restaurante, leo muchas opiniones. Si veo que manda lo negativo, le doy bastante peso. En cosas más serias, como un viaje o un vuelo, lo que suelo hacer es mirar varias páginas. Es como todo en Internet: conviene mirar mucho y distinto, con un poco de criterio, y contrastar la información» .
(fuente: revista XLSemanal)

El peligro acecha en casa

Tras haber leido sobre accidentes del hogar, vayamos a tratar los accidentes de nuestras queridas mascotas:

La preocupación por la seguridad nunca debe empañar la convivencia con el gato. Esta bien que prestemos atención a aquellas situaciones que pueden provocar accidentes, pero obsesionarse con ello no es nada bueno. Lo mejor es la previsión y si conseguimos mantener unos habitos saludables, seguro que no necesitaremos mantener una atención constante para que al gato no le ocurra nada


Los estadounidenses tienen la cuestión de la seguridad muy alta en su agenda. Hay sitios en Internet que proporcionan muchos consejos sobre cómo hacer de nuestro hogar un lugar seguro para nuestra mascota y, realmente a veces expresan preocupaciones exageradas, como cerrar siempre las ventanas o dejarías  entreabiertas de manera que el gato no pueda salir o instalar mosquiteras. Para nosotros, tanta obsesión de seguridad nos puede parecer fuera de lugar, pero la verdad es que una de las más frecuentes causas de muerte o lesiones en gatos son los accidentes, inclusive domésticos. Hasta que el accidente no ocurra ...
Al igual que los niños, los gatos son muy, muy curiosos, y se lo llevan todo a la boca: es su naturaleza. Hacen una, y piensan cien. Especialmente los pequeños. A continuación lista remos unos consejos útiles. Sin  volvernos neuróticos, estará bien considerar que los gatos, en su manía exploradora, pueden meterse en serios Iíos con cosas a las que nosotros no damos la mínima importancia.

Chocolate
Esta delicia puede ser letal mente tóxica para los gatos. Evitad dejar chocolatinas y similares en una bandeja self-service. Normalmente los gatos no comen dulces (vimos que no poseen las papilas gustativas para este gusto). Pero de vez en cuando se conceden alguna incursión en este mundo, y algunos individuos se acostumbran a los dulces.
(los dulces no, pero los helados bien le gustan)

Productos de limpieza
Es buena regla tener todos los productos de limpieza, insecticidas, medicamentos y otros tóxicos fuera del alcance de niños ... y mascotas. Aunque los gatos no se sientan especialmente atraídos por los olores químicos de dichos productos, pueden ser muy tóxicos. El problema no es que se los coman, sino su curiosidad, lo que los podría conducir a jugar con ellos si les resultan lo suficientemente interesantes.
(ojo si se friega con algún producto tóxico que los gatos pasan por encima y despues se lamen las patas)

Secadora
Aseguraos de que esté siempre cerrada cuando no está en uso. Los gatos aman los lugares cálidos. No es infrecuente que se acurruquen en el tambor aún cálido y que el dueño inadvertidamente ponga la máquina en marcha. Ya ha sucedido en varias ocasiones. Lo mismo debe hacerse con los refrigeradores y congeladores,  con el riesgo añadido de que contienen comida, que el gato puede oler no obstante estar congelada.


El coche
Si tenéis el coche aparcado al aire libre en una zona cohabitada por gatos, acordaos tocar la bocina antes de arrancar y estar pendientes de maullidos. Como todos sabemos, los gatos adoran ponerse debajo de los vehículos aún cálidos para pasar la noche o hasta meterse entre las ruedas y ·el guardabarros. En sus  acrobacias investigadoras, muchos de ellos acabaron en el motor o en sitios inaccesibles. Si tenéis  aparcamiento cubierto particular como un garaje, cuidad que no accedan gatos. Hay muchos productos tóxicos y peligros, especialmente el anticongelante, que es extremadamente venenoso.


El fuego
Como todos los animales, los gatos también tienen miedo al fuego. Sin embargo un peligro para ellos - y para la casa - son las velas. Análogamente a las recomendaciones válidas para los niños pequeños, es buena regla apagarlas bien o, mejor, hacerlas inaccesibles al gato. La llama es una tentación irresistible y el gato dará vueltas alrededor del objeto hasta que un día puede hacerla caer. Normalmente no se va más allá de algunas manchas de cera, pero no han faltado casos de incendios letales a partir de una vela tumbada. Los hogares también son sitios muy peligros para el gato ya que incitan su curiosidad, son cálidos y a veces las brasas son invisibles debajo de las cenizas.


Ventanas
Es buena norma dejar las ventanas cerradas o entreabiertas. Lo dicho parece obsesivo, especialmente sabiendo cómo los gatos pueden salvarse de caídas desde alturas impresionantes. Sin embargo, es más peligrosa una caída desde el segundo piso que una de más altura, en la que el gato tiene tiempo para  prepararse. Un cuidado especial debe tenerse con los gatos mayores acostumbrados a ponerse en las ventanas para contemplar el exterior. Muchos aprenden a saltar de ventana en ventana y, con los años, sus reflejas y capacidades atléticas menguan. Un buen día saltan como siempre y... fallan el poyete, saltando al vacío. Esto sucedió en un caso muy cercano, en Barcelona. El gato saltó de una ventana a la otra como había hecho durante años y falló. Cayó desde un decimotercero. Sobrevivió, pero a qué precio. Las mismas consideraciones valen para los balcones en cuyas barandillas los gatos suelen practicar su sentido del equilibrio.


Hilos y cuerdas 
Los hilos, cordoncillos y cuerdas que sobresalen de juguetes, prendas, etcétera, deben eliminarse o retirarse cuanto antes. Lo mismo vale para pequeñas piezas de material, tejido, chinchetas, tapas de bolígrafos, gomas,  canillas, trozos de goma, etcétera. Los gatos, en sus juegos, pueden llegar a tragarse esos objetos diminutos con el efecto que se deberán operar de urgencia. Si tenéis pasión por el ganchillo, acordaos que las bobinas  son juguetes irresistibles y tradicionales para los gatos. Lo más peligroso es el hilo suelto. Es más, los hilos que se quedan en el esófago representan una buena porción de los accidentes domésticos. ino tratéis de sacarlo! Acudid enseguida al veterinario. Evidentemente, no dejéis las agujas y otros utensilios al alcance del animal.


Suelos
Si hacéis la prueba de arrodillaras y observar lo que ve un gato desde su perspectiva en un suelo que para nosotros resulta corriente, veréis cuántos pequeños objetos se encuentra con los que la mascota puede entretenerse ... y ahogarse. Tratad de mantener los suelos limpios y de recoger enseguida esas pequeñas y peligrosas tentaciones.


Juguetes
Existen en comercio juguetes específicos para gatos. El problema es que cuando le compramos un ratón, por ejemplo, estas imitaciones son tan fieles que llevan ojos, orejas y cola (¡un hilol). Metódicamente, el gato se entretiene mordisqueándolos. No son partes de animal, sino piezas de material sintético que pueden causar desastres. Los gatos no le dan importancia si el ratón-juguete tiene o no orejas y ojos, por lo que es mejor quitarlas enseguida. Esos adornos son para nuestra estética, como demuestra el hecho de que el gato  persigue una pluma al mismo modo que persigue un pájaro.

LOS GATITOS

Cuando decidimos traer a casa un gatito, hemos de considerar algunas sugerencias. Los gatos pequeños son las criaturas más elásticas, curiosas, rápidas e incansables que se conozcan. Pueden hacer desastres considerables en el hogar, así que habrá que hacer la casa a prueba-de-gatito mediante pequeños pero vitales cambios.

PROTEGER LOS OBJETOS VALOR - El gatito no les otorga la misma importancia. Si les gustan para jugar, le será indiferente romper el hilo del collar de perlas de la abuela y esparcidas persiguiéndolas por todo el piso. O tumbar un precioso vaso chino.

OBJETOS FRÁGILES - Aunque no sean de valor, el gatito puede interesarse por ellos y romperlos.  Recordad que todos los gatos pueden saltar fácilmente de estanterías a muebles, haciendo ornamentos añicos en el proceso. Poneros en la mente del gato y observad vuestro piso, alejando todos esos objetos que no  queréis ver hechos pedazos en el suelo.


SOFAS Y SILLONES - Aparte de que es aconsejable por la misma salud del gato dotarlo de un entorno "etológico" a su medida (palos para rascar, juguetes seguros que le estimulen, etc.) , esto pondrá al seguro también vuestro mobiliario. Los gatitos, en especial modo, aman escalar sofás y cortinas, mordisquear las cuerdas, y hacerse las uñas en estos muebles. nosotros estamos firmemente en contra de remedios tales como quitarles las uñas (ya hemos hablado de ello en otros artículos) ya que hay otros remedios que funcionan de maravilla, tales como los spray repelentes. De todos modos, el gato tiende a arañar para satisfacer una función fisiológica natural, y si tiene su palo adecuado, evitará otras superficies menos apetecibles como los sofás.


CABI.ES ELÉCTRICOS - Otra manía gatuna es mordisquear los cables eléctricos y telefónicos. El peligro
para el gato inherente a este juego es evidente, aparte del daño a nuestros aparatos. Lo mejor es recoger y  atar los cables en manojos, con lo que pierden enseguida su atractivo.

PLANTAS - Este apartado merece buena consideración, puesto que los gatos aman mordisquear las hojas de muchas plantas. Ya sea para ingerir fibra o para jugar, esta puede ser una práctica muy dañina para la mascota, además de molesta para el dueño. Primeramente, hay que saber que existen plantas tóxicas para los felinos de casa. Secundariamente, e incluso cuando la planta no sea tóxica, la costumbre de mordisquear sus hojas puede matarla. Esto es lo que sucedía metódicamente con los papiros y los bambúes de mi casa. Otra de las pasiones gatunas es hacer sus cosas en las macetas. Hay gatos que aman esta diversión de su rutinaria bandeja. El remedio más eficaz es mecánico: poner papel de aluminio en la maceta. El gato detesta su ruido y dejará de intentarlo muy rápidamente.


ORDENADORES - Como ya dijimos, los gatos adoran los iones positivos que emanan los aparatos  electrónicos. Adiferencia del perro y de los humanos, esas ondas y radiaciones no los afectan. Donde ama  situarse un gato, difícilmente se pondrá el perro. El problema nace con los portátiles, que aglutinan todos los adorables componentes en un solo aparato: CPU, teclado y pantalla. Por experiencia directa, podemos decir que, cuando el portátil está abierto, el gato adora sentarse en el teclado, y cuando está cerrado, encima suyo.  Los daños a la pantalla no son imaginarios y si dejáis el aparato encendido con algún documento abierto, la
sana costumbre de la mascota puede llegar a alterar el documento o hasta a borrar archivos. n remedio fácil es dejarlo semicerrado con la tapa inclinada
(fuente Revista Perros y compañia)

La canción de la espada

Aqui os traigo "La canción de la Espada", cuarta parte de la saga Vikingos, Sajones y Normandos de Bernard Cornwell
Formato doc, castellano, 443 paginas
«Un auténtico maestro en la recreación de grandes batallas •• - Booklist
«CornweIl no tiene rival en el campo de la novela histórica de aventuras » - Daily Express

«Las escenas bélicas de Cornwell son excelentes: precisas y apasionantes» - Washington Post
«Cornwell reúne el ímpetu de Robert Graves y la pasión de Mary Renault. Ha demostrado repetidamente su calidad literaria, así como su gran precisión estilística y fidelidad histórica» - El Periódico

El guerrero Uhtred, ahora casado, con dos hijos y propietario de tierras, parece destinado a gozar de una paz semejante a la que hay en Inglaterra, donde el reino danés del no e y el reino sajón de Wessex parecen iniciar una nueva etapa de paz. Pero los vikingos siguen al acecho en Lundene, dispuestos a conquistar Wessex, para lo cual precisan la ayuda de su viejo camarada Uhtred. or su parte, el rey Alfredo el Grande COMa en  que sea él quien encabece una operación destinada a expulsar a los vikingos de la capital, lo que llevará a Uhtred a enfrentarse de nuevo a su ambivalente identidad, y a poner en la balanza su origen vikingo y la lealtad a su rey; en cualquier caso, su ardor guerrero pesará más que la placidez familiar.
Cornwell enfrenta al lector a una arrebatadora aventura bajo la que late un problema humano de primera magnitud. Una novela histórica de una solidez excepcional.

Accidentes en el hogar

Es curioso que en el pais vasco sea donde más accidentes en el hogar se producen. Cerca de 90.000 vascos sufren accidentes en el hogar cada año, pero os pongo el articulo que apareció en el Correo


Una explosión ocurrida hace unos días en un domicilio de la calle BIas de Otero alteraba la tranquilidad del barrio bilbaíno de Deusto. No había nadie en el interior de la vivienda y, poco después, su propietaria fue localizada por la Ertzaintza. La deflagración se originó al explotar un bote de laca que la mujer, de 75 años y que vive sola, dejó junto a una vela aromática encendida antes de salir a hacer unos recados. Una grave negligencia  que, afortunadamente, no ocasionó daños personales, a diferencia de lo ocurrido por esas mismas fechas en Madrid. Una joven de 19 años permanece todavía ingresada en un hospital de Getafe con quemaduras en e130% de su cuerpo. ¿El motivo? Realizar simultáneamente dos actividades cotidíanas, pero incompatibles: fumar mientras se limpiaba:las uñas con un quitaesmalte. La explosión estuvo a punto de costarle la vida. . La laca y la acetona son dos productos habituales en la inmensa mayoría de los domicilios, pero que combinados con la imprudencia o el descuido pueden tener consecuencias letales. Los casos ocurridos en Bilbao y Madrid son dos de los casi 5.000 accidentes domésticos que ocurren cada día en España. En Euskadi, alrededor de 90.000 vascos son cada año víctimas de un siniestro en el hogar o en su tiempo de ocio; de ellos, unos 4.200 requirieron en 2010 la asistencia de los servícios de emergencias de SOSDeiak (un 4,3%). Según el último informe elaborado por el Instituto Nacional de Consumo, el País Vasco y La Rioja son las dos . comunidades españolas donde se registran más percances; los expertos consultados no encuentran razones que expliquen la razón de esta mayor incidencia (4,1Y4,5% de la población). «Los accidentes domésticos son una de las principales causas de visita urgente a los centros sanitarios; afortunadamente, la mayoría sólo tienen  consecuencias leves», reconoce Mikel Sánchez, jefe del servicio de Urgencias del hospital de Galdakao-Usansolo. En la Unión Europea, estos siniestros suponen e15% de las muertes, es decir, representan la cuarta causa de defunción tras las dolencias cardiacas, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Entre los niños, la mortalidad es más acusada: estos accidentes se han convertido en los últimos años en la principal causa de fallecimiento entre 1y 14 años, desplazando a  las enfermedades infecciosas y otro tipo de patologías. Se calcula que alrededor de un millar de menores mueren cada año en España por este motivo.
En Euskadi, las autoridades sanitarias reconocen que los sistemas de información actuales «no permiten conocer la magnitud real del problema en cuanto a mortalidad»; hay fallecimientos provocados por siniestros que no se catalogan como tales, lo que altera las estadísticas. Según la última encuesta de salud, la tasa estandarizada por edad de fallecimientos por caídas -responsables de cuatro de cada diez accidentes que ocurren en el hogar-no ha variado de manera significativa en las dos últimas décadas, con una incidencia
de 3,8 muertes por 100.000 habitantes
Además de las caídas, las lesiones más frecuentes en el hogar son los aplastamientos, cortes y desgarros (22,6%) así como los golpes (13%). Buena parte de estos accidentes se deben a la práctica del  bricolaje,como ha quedado de manifiesto en un congreso celebrado hace unos días en Gran Canaria sobre traumatología. Según los expertos congregados en este foro, 600.000 personas sufren cada año accidentes graves en la mano, que requieren cirugia: la mayoría son 'manitas' y, en una abrumadora proporción, pertenecientes al sexo masculino. Las quemaduras (9,4%) y el agotamiento por esfuerzo fisico (4,2%)  explican el resto de los accidentes, según las estadísticas del Instituto de Consumo.


«Grave problema de salud»
La cocina es el principal foco de riesgo en el hogar. Las quemaduras, las fugas de gas, los cortes, resbalones sobre el suelo mojado ...son algunas de las contingencias más frecuentes. Las instalaciones elécricas  defectuosas o la sobrecarga de'aparatos en una misma toma -los habituales 'ladrones' - son, junto a las  sartenes olvidadas en la cocina, los principales motivos de fuego en el hogar. 
2010 ha sido un año especialmente trágico, al superar el centenar de personas fallecidas (103) por incendios en domicilios, según Tecnifuego. En Bilbao, según los datos del Ayuntamiento, el pasado año se registraron
233 siniestros de este tipo, el 64% de ellos en viviendas particulares.
Mayores de 65 años y menores de 5 son los colectivos más propensos a ser victimas de los accidentes domésticos. «En Urgencias vemos muchas caídas de gente mayor, en la cocina y el baño, y con  consecuencias graves en muchos casos.Hay que tener en Cuenta que una rotura de cadera a determinada edad puede dejar unas secuelas que condicionan de por vida al paciente», apunta el jefe de Urgencias de Galdakao. Entre los más pequeños, la casuística más frecuente son las intoxicaciones por productos de limpieza o caídas del cambiador de pañales. «No es el pan de cada día, pero todavía vemos a niños intoxicados por beber lejía», admite.
Un reciente informe realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria para la Fundación Mapfre reconoce que las lesiones por accidentes caseros en la infancia y la adolescencia son «un
grave problema de salud». El estudio, realizado en base a casi 8.000 médicos de familia y pediatras de 16
comunidades autónomas, entre ellas el País Vasco, revela que el 60% de los casos son consecuencia del descuido o distracción de los padres o cuidadores, el 25,8% por la falta de medidas de prevención y un  12,1% se deben a la casualidad. «Muchas veces estos accidentes se atribuyen al azar, pero en realidad  obedecen a una falta de previsión y se podrían evitar», matiza Sánchez.

En casa relajamos el componente de seguridad

En 2010, alrededor de 4.200 ciudadanos vascos llamaron al 112 tras ser víctimas de su propio hogar. Entre estos avisos no se incluyen aquellos relacionados con incendios o fugas de gas, que merecen una catalogación propia. «Lo más común son las intoxicaciones entre los niños, que se llevan a la boca envases de colores atractivos, quemaduras en la cocina, caídas, menores que meten los dedos en los enchufes ...», enumera el responsable del servicio SOS Deiak, adscrito a la dirección de Emergencias y Meteorología. José Ignacio  Trancho reconoce que la mayoría de estas incidencias se podrían evitar con aplicar ciertas"medidas «de sentido común ». «En el día a día funcionamos un poco en automático y, a veces, en casa, relajamos el componente de la seguridad en nuestros hábitos. Yo creo que lo mismo que adquirimos una determinada educación deberíamos formamos en autoprotección. El mejor recurso de emergencia que tenemos somos nosotros mismos», afirma.

Infografía de los accidentes en el hogar:
El 56,2% los sufren las mujeres
El 43,8% los sufren los hombres
1 de cada 4 accidentes ocurre en la cocina
El 25,9% son heridas abiertas
El 16,2 % contusiones o magulladuras
El 15% distorsión, torcedura o esguince
El 11,5% fracturas
El 9,4% quemaduras

Llamar a urgencias en caso de:
Heridas que no dejan de sangrar
Quemaduras: Antes sumergir en agua y no retirar ropa adherida
Fracturas: inmovilizando la zona
Intoxicaciones: servicio toxicología 91 5620420