lunes, 30 de agosto de 2010

Los gatos y el juego

¿Cuándo es necesario el enriquecimiento ambiental?

En todos los casos es necesario, pero se convierte en una verdadera exigencia para el propietario en dos tipos

de situaciones muy concretas. Para
evitar que aparezcan problemas de conducta o como terapia contra ellos, en los gatos que viven solos dentro de casa, sin acceso al exterior; en aquellos que por algún motivo pasan solos mucho tiempo y en los que presentan problemas de comportamiento como agresividad en el juego o conductas compulsivas como ingestión de lana o lamido excesivo. Y como necesario vehículo educacional en todos los gatos jóvenes, y animales de razas orientales como los siameses, que tienen una gran necesidad de actividad.
Es cierto que los gatos pasan una gran parte del día dormitando, pero también que emplean unas determinadas horas en actividades como el acecho de presas, la caza y la vigilancia desde un punto alto de la presencia de otros gatos. Si el gato vive en el interior y no tiene posibilidades de caza pasará ese tiempo jugando, si tampoco tiene alternativas al juego puede desarrollar problemas de conducta como la depresión.

Objetivos que buscamos

Un programa de enriquecimiento ambiental para gatos ha de cubrir tres . objetivos básicos:

1.- Promover una conducta natural. Favorecer el comportamiento natural del animal y evitar comportamientos indeseables tipo
automutilación
, inactividad, etc.

2.- Mejorar su bienestar, tanto en su estado emocional como en su salud ñsica.

3.- Eliminar conductas anormales. El programa de enriquecimiento ambiental puede mejorar y redingir conductas inadecuadas.

4.- Sentimos tranquilos y satisfechos al saber que nuestro gato se encuentra en un ambiente de bienestar mayor que el de los gatos
que salen de casa y además
, libres de los peligros que acechan a estos. Mucha gente cree erróneamente que es cruel tener al gato solo dentro de casa.

¿Qué presas quiere mi gato?
Ese gran sibarita que es el gato aparece incluso en la caza, unos gatos prefieren atrapar pájaros, otros ratones o lagartijas, algunos insectos. Conocer la presa preferida de tu gato te va a permitir ofrecerle juguetes que sean de su agrado, con los que se entretenga en lugar de ignorarlos. Puedes averiguar la presa de tu gato testando sus gustos. Enséñale juguetes que parezcan aves, por ejemplo con plumas, o suspendidos en el aire. Mueve esos objetos por el aire y observa la reacción del gato. ¿Persigue los juguetes o ignora la mayoría de ellos? Anota las respuestas.

Unas horas más tarde le enseñas juguetes que se asemejen a ratones, hechos de cuero, peluches pequeños o pelotas de felpa. Los mueves por el suelo, siempre arrastrados, sin alzarlos al aire. ¿Los persigue el gatito? Anota las respuestas.

Transcurrido otro tiempo prudencial prueba con objetos semejantes a insectos, como una cuerda fina con un nudo en el extremo, el punto de luz de un puntero laser o una linterna. Anota su respuesta.

Ahora ya deberías conocer qué tipo de presas son las favoritas de tu gato y ofrecerle siempre juguetes que se asemejen a un ave, un roedor o un insecto según sean sus preferencias.

Sus antepasados conseguían el alimento abalanzándose sobre una presa, a tu gato le sigue gustando saltar. Tener juguetes para acechar y abalanzarse, hace sentirse al gato feliz y vivir sano y activo. Sé creativo, con unas plumas, papel de aluminio, un ovillo de cuerda, etc., puedes fabricar un montón de juguetes divertidos.

No existe un número determinado de juguetes necesarios, la variedad es la clave para evitar que el gato se aburra. Un buen recurso es hacer dos o tres grupos de juguetes e ir rotándolos para que el gato mantenga siempre la curiosidad sobre los mismos. Así el juguete viejo, que no vio en días, se habrá convertido en algo nuevo y excitante.

Ideas brillantes
Considerando la gran curiosidad del gato no tiene que resultarte difícil encontrar el modo de enriquecer su ambiente y estimular todos los sentidos del animal. Puedes empezar modificando el modo en que le das de comer. Sitúa diferentes comederos en la casa, para que el gato tenga que buscar cada día su alimento en uno diferente. Presenta el alimento de una forma novedosa, por ejemplo dentro de un juguete Kong o Cube pequos (son juguetes para perros). El gato pasa horas tratando de sacar la comida del interior del juguete.

Proporcionar juguetes interactivos que estimulan al gato es una gran idea. La mayor parte de los juguetes interactivos requieren de la participación del dueño, puedes emplear una vara tipo caña de pescar con plumas o una pelotita de cuero colgando de un hilo, Estos juguetes ofrecen un rato agradable a ti ya tu gato. Normalmente es suficiente con dedicar unos 10 minutos dos o tres veces al día a estos juegos. Si los realizas de una forma continuada y con un horario regular, terminarás creando una costumbre muy positiva para tu gato, que va a ayudar a reducir su excitación y nerviosismo. Los juguetes adecuados son aquellos que estimulan su conducta predatoria.

Repisas observatorio

En muchos hogares se regaña al gato cuando trepa encima de los muebles, por temor a que rompa los adornos que suelen tener, con ello se esimpidiendo que el animal viva en un mundo plenamente tridimensional. Repisas o postes para escalar hacen el entorno más tridimensional y cumplen un papel esencial a la necesidad de observación del gato. Una de las mayores distracciones de los gatos es mirar por la ventana para ver qué sucede fuera. Sentarse en la ventana a ver los pájaros, espiar a los otros gatos del vecindario o a los perros, es un placer que puedes proporcionar a tu gato. Basta con poner cerca de la ventana una repisa.

El gato necesita saber lo que está pasando a su alrededor, es curioso, es gato, por ello no soporta las puertas cerradas. Pero además si escucha ruidos del exterior o le llegan olores y no puede identificar su origen se asusta, se siente inseguro. Necesita algo que le permita elevarse del nivel del suelo y como le gusta trepar, nada mejor que una repisa o percha, donde se siente seguro, en un espacio privado y observa lo que ocurre en su entorno desde arriba. La repisa le debe permitir estar de pie, sentarse, recostarse
y dormitar, además de observar su entorno. Son fáciles de encontrar en las tiendas del ramo.

Compañía lúdica

Si dejas solo muchas horas a tu gato y cuando regresas a casa te encuentras con que está especialmente mimoso, es señal de que se aburrió soberana mente todo el día y necesita un compañero que alivie su soledad. Una de las mejores opciones es conseguirle otro gato que le haga compañía.

Las primeras semanas pueden ser algo conflictivas, hasta que se hayan ajustado entre sí, pero luego serán los mejores compañeros del mundo. .• Los verás jugar juntos, dormir juntos y comer juntos. Hoy está probado que los gatos sufren menos estrés y ansiedad si conviven con un compañero felino con el que mantienen una buena relación.

Por supuesto ambos gatos deben estar esterilizados, con independencia de que sean machos o hembras, así la agresión territorial será insignificante y no contribuirás a la superpoblación de animales sin control.

(fuente:pelo pico pata nº 57)

No hay comentarios: