sábado, 28 de agosto de 2010

biblioteca: Escipion

Sin duda la mejor trilogia que he leido de Roma es del autor Santiago Posteguillo, los acabo de terminar y es de esos libros que te apenan porque dudas que lo siguiente que leas no vaya a ser tan bueno. Estoy deseando que este autor siga escribiendo libros porque aqui desde luego tiene un comprador seguro.Os los facilito en epub

Africanus el hijo del Consul, primer libro de la trilogía, la infancia de Publio cornelio Escipión hijo.

A finales del siglo IV antes de Cristo, Roma se e
ncontraba a punto de ser aniquilada por los
ejércitos cartagineses al mando de Aníbal. Ese era su inexorable destino hasta que surgió un solo hombre, un joven oficial de las legiones, que transformó lo que debía ocurrir en lo que finalmente fue: la génesis de un imperio y una civilización secular en el tiempo y en la historia del mundo. Aquel niño recibió el nombre de su progenitor, Publio Cornelio Escipión, quien fuera cónsul de Roma durante el primer año de aquella guerra. Las hazañas del hijo del cónsul alcanzaron tal magnitud que el pueblo le concedió un sobrenombre especial, un apelativo referente a uno de los territorios que conquistó: Africanus. Africanus, el hí]o del cónsul narra con una prosa Ágil y directa el.tormentoso y a la vez fascinante mundo de la juventud de Publio Cornelio Escipión, el Africano. Esta novela describe con detalle las batallas de Tesino, Trebia, Trasimeno y Cannae, los asedios de Sagunto, Tarento o Cartago Nova, los tensos debates en el sen
ado, las marchas forzadas de las legiones, el av
ance de los elefantes, las frías noches previas al combate, la amistad de los legionarios durante la campaña, el dolor de la muerte, el sinsentido de la guerra, el significado, de la gloria y el honor, las costumbres y las tradiciones de una Roma milenaria.
DESCARGAR

Publio Cornelio Escipión, que pasaría a la historia con el sobrenombre de Africanas, sólo tenía 26 años cuando aceptó comandar las tropas romanas en Hispania. Poseedor de las cualidades militares de su padre y su tío, el joven Escipión también heredó a algunos de los feroces enemigos de éstos, como Asdrúbal, el hermano de Aníbal, o el general pánico Ciscón, quienes planeaban derrotar a su ejército en el campo de batalla.

Sus opositores también le acechaban en el mismísimo Senado de Roma, donde el todopoderoso Quinto Fabio Máximo, detractor de la familia de los Escipiones desde tiempo atrás, logró forzarle, una vez concluida la campaña en Hispania, al aceptar la demencial tarea de liderar las legiones V y VI que permanecían desde hacía tiempo olvidadas en Sicilia. Estas eran unas legiones malditas, constituidas por los soldados supervivientes a Cannae, la más humillante derrota de Roma ante Aníbal. En el exilio, las legiones habían perdido el sentido del deber, la disciplina y toda esperanza de regresar a la patria. Con esta maniobra, Quinto Fabio Máximo creía abocar al último Escipión de la estirpe a una muerte segura. Lo que Fabio Máximo no podía prever era que el joven Escipión y sus legiones malditas estaban llamados a cambiar el curso de la historia. En un fascinante relato que recrea no solamente un momento decisivo de la expansión del imperio, sino también la vida cotidiana en el esplendoroso mundo de la antigua Roma, Santiago Posteguillo hace al lector cómplice y testigo de las batallas, conquistas y derrotas de Africanus y sus ejércitos, Las legiones malditas es una trepidante novela sobre la guerra, el amor, la envidia, la amistad y la supervivencia

DESCARGAR

La tercera parte de la trilogía de novela histórica más exitosa de los últimos tiempos.
"He sido el hombre más poderoso del mundo, pero también el más traicionado." Así comienza Publio Cornelio Escipión sus memorias en La traición de Roma, donde Santiago Posteguillo nos narra el épico final de la vida de dos de los personajes más legendarios de la historia, Escipión y Aníbal. Los eternos enemigos se encuentran una vez más en la batalla de Magnesia, un episodio casi desconocido de la historia de occidente. Pero además de batallas el autor nos cuenta lo que ha sido de los hijos de Escipión; de sus enemigos, Marcio Porcio Catón y de su aliado Graco; de la esclava Netikerty; de la prostituta Areté; de su fiel aliado Lelio; de Antíoco III, rey de Siria; del ya anciano dramaturgo Plauto, que pasea por las calles de Roma, y también de la mujer de Escipión, Emilia Tercia, digna hasta el final en medio de la mayor de las hecatombes públicas y privadas.
Con la electrizante prosa que lo cartacteriza, Posteguillo nos transporta de nuevo a la antigua Roma para ser testigos privilegiados del ocaso de una vida tan intensa como desbordante: el final de la epopeya de Publio Cornelio Escipión y de todo su mundo en el marco incomparable de una Roma que emerge victoriosa, por encima de la historia, sin importarle arrasar en su imparable ascenso todo y a todos, incluidos a sus héroes.
DESCARGAR

mi agradecimiento a Lardt