viernes, 7 de agosto de 2009

Gripe A

Aparece por tantos medios de comunicación esta pandemia que al final no se sabe si es que sera el acabose de la humanidad o es que no informan de los que mueren por gripe común. Veamos como diferenciarla para no pegarsela a nuestros gatitos (nosotros a los felinos podemos pegarles la gripe, al reves no es posible)

¿Qué gripe tengo?
TENGO la gripe estacional, o la del nuevo virus que aún se está estudiando? Ésta puede ser la pregunta que muchos nos planteemos durante los próximos meses, sobre todo después de que en Álava ya se haya registrado el primer brote oficial de la enfermedad. Desde que en junio la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretara el nivel 6 de pandemia, cualquier persona con fiebre superior a 38° C y síntomas de infección respiratoria aguda puede estar infectada por gripe A.
Para el médico de familia y jefe del servicio de Urgencias de la Clínica Universitaria de Navarra, José Javier Varo, cuando le llega un paciente con dicho cuadro de fiebre alta e infección respiratoria ya puede considerarse que tiene gripe A y se le trata con antigripales y antitérmicos. Los antivirales como el Tamiflu y el Ralenza se administra sólo a los grupos de riesgo. Varo destaca que la principal diferencia entre ambas gripes es que la AH1N1 presenta "un cuadro más leve, corto y benigno" que la estacional.
A través de sus páginas web, el Ministerio de Sanidad y Política Social y las consejerías de Sanidad ofrecen a los ciudadanos información sobre una y otra gripe y, en base a dichos datos, corroborados por el doctor José Javier Varo, se pueden entresacar las principales semejanzas y diferencias entre la gripe estacional y la gripe AH1N1. La diferencia más evidente es que mientras otoño e invierno es el periodo en el que la gripe estacional ataca con más crudeza, hoy por hoy, de desconoce cuál es la época del año en la que la gripe A alcanza su
climax. Ahora, la mayoría de los gobiernos del hemisferio Norte examinan la evolución de la enfermedad en los países del cono Sur y afinan sus protocolos de actuación para el peor de los escenarios, ya que se calcula que entre un 10 y un 20% de la población se podría ver afectada por el virus AH1N1.
Ambas gripes comparten numerosos síntomas como dolor de garganta leve, malestar general, pérdida de apetito, tos seca, nauseas, diarreas o vómitos. También son semejantes en su diagnóstico y tratamiento con antivirales. En el capítulo de las diferencias, destaca el inicio de los síntomas tras infectarse. En la estacional, el malestar dura de 1 a 4 días, y con la gripe A de 1 a 7. El virus A H1N1 provoca dolores de cabeza más intensos y fiebres más altas ya que se suele producir un comienzo súbito a los 39. Con la gripe estacional la fiebre no alcanza esa temperatura.
Los escalofríos son más frecuentes con la gripe A aunque es raro que el enfermo sufra congestión nasal o moqueo. Los dolores musculares son más intensos con esta nueva variante así como ardor de ojos. La duración de los síntomas varía levemente, mientras que la gripe estacional se suele prolongar de 5 a 7 días, la duración de la A va de los 2 a los 4 días.

No hay comentarios: