sábado, 8 de agosto de 2009

El mejor ingles se aprende fuera

En verano miles de jovenes se lanzan a ir al extranjero para aprender un idioma y esto es algo que he hecho ya en varias ocasiones. Adjunto primero el articulo escaneado y luego vamos con la valoración personal para debatirlo

El mejor inglés se aprende fuera
Cerca de 5.000 jóvenes vascos de entre 13 y 25 años han hecho la maleta este verano para estudiar un idioma lejos de casa y mejorar así su curriculum. Se trata de una cifra estable, similar a los 4.800 estudiantes que siguieron el verano pasado el mismo plan de vacaciones, según la Asociación de Promotores de Cursos en el Extranjero (Aseproce). Esta agrupación, que concentra al 90% de las empresas organizadoras de estos viajes -más de 70 firmas-, asegura que «en tiempos de crisis se invierte más en formación. Por eso, no han notado una caída significativa». En España se registraron más de 130.000 inscripciones durante el pasado ejercicio y este curso se prevé un descenso del5%, «En algunas comunidades autónomas habrá alguna variación. En general, hemos resistido porque los padres apuestan seriamente por la educación de sus hijos. Ahora es un demérito saber sólo una lengua», explica el presidente de Aseproce, Juan Manuel Elizalde. La principal razón que moviliza a miles de escolares y universitarios a salir fuera de su país es ampliar las posibilidades de colocación en el mercado laboral. De ahí que decidan perfeccionar sus conocimientos de otros idiomas. El inglés se sitúa a la cabeza como la lengua elegida en un 90% de los casos, pero el destino para reforzar el dominio de este idioma varía en función de la capacidad económica. Los precios por un curso de tres semanas oscilan entre los 1.550 euros de Malta y los más de 2.000 de Estados Unidos. Este desembolso resulta menor para los 30.000 estudiantes de Secundaria y universitarios becados por el Ministerio de Educación, que sufraga estancias de verano en países de habla inglesa, francesa y alemana. Por su parte, en Buskadi, 400 universitarios han dispuesto de una ayuda de 1.800 euros para aprender otra lengua fuera de casa. Pero ya sea con un pequeño colchón o sin él, no hay duda de que los jóvenes han optado por estos cursos pese al impacto de la recesión. Más intensivos «Nos ha afectado por debajo de lo previsible. Quizás ha costado más en programas a medida, pero hemos mandado al extranjero alrededor de 250 chavales», confirma Santiago López, director de formación de la Cámara de Comercio de Bilbao. Así lo confirman también otras entidades que ofertan este tipo de cursos, un negocio que mueve más de 400 millones cada año en toda España. «Trabajamos con el boca a boca y este verano hemos supérado las mil contrataciones. Sí es cierto que en Madrid ha habido una caída mayor, pero aquí la clientela es fija», reconoce Beatriz Estraviz, responsable de Emy, una de las agencias líder en Euskadi. El único síntoma negativo se ha apreciado es la ralentización de las matrículas respecto a 2008. Una lentitud que han notado en Forenex, pero que no ha repercutido en las cifras finales. «Ha sido menos de los que nos esperábamos. Y sólo se ha notado un poco en las ofertas de Canadá y Estados Unidos porque son más caras», explia sede madrileña, A Los cursos de ii ña, en cambio, se de la actual coyun «Los padres se hai este tipo de propu tas», reconoce Dald chos campamento País Vasco se han tes de lo previsto, cierto incremento, familias se han in 'pack' más asequibl confirma Eugenia I motora bilbaína E gunas entidades, c de Comercio, han subida del 16% en 1 rano de idiomas en ¡ no respecto a 2008. Otro de los aspectos que podía haber lastimado a este sector es la pandemia de gripe A. Sin embargo, el desarrollo de esta enfermedad no ha frenado el interés de los padres por mandar a sus hrjos a ampliar sus conocimientos al extranjero. «Desde que apareció ha habido muchas consultas. Pero ante cualquier riesgo nosotros mismos hubiéramos cancelado el destino. Así que las familias han confiado en nuestras explicaciones y, además, estamos peor aquí que en otros países», explica el portavoz de Aseproce. Incluso hay naciones que han dudado de la seguridad de recibir a jóvenes españoles, como desvela la empresa Emy «Hubo familias estadounidenses que no querían alumnos de aquí por miedo a un contagio de la enfermedad».
Fuente: El pais

En mi caso he salido tanto como para trabajar en farmcamps en Inglaterra, como trabajar en Estados Unidos o estudiar en Irlanda y es mucho mejor trabajando que estudiando. Quizas es que yo tuve mala suerte pero el nivel de la escuela en Galway, Irlanda era muy poco exigente quizas mas pensado en que los padres envian alli sus hijos para no aguantarlos algunos meses. Además que sale bastante caro.

1 comentario:

Paula y Manuel dijo...

Buenas... muy buen blog! Felicitaciones!!!

Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
Gracias por tu valioso tiempo!!!

Paula y Manuel
www.elmacarronsolidario.blogspot.com