sábado, 6 de junio de 2009

Obras financiadas?

GENERAL

El Gobierno vasco incentiva la rehabilitación de edificios y pisos para dar trabajo a los gremios

El Gobierno vasco mejorará las ayudas destinadas a rehabilitar barrios, edificios residenciales y viviendas particulares para dar trabajo a los gremios de la construcción en tiempos de crisis. Así lo anunció ayer el lehendakari Patxi López, tras la reunión de su gabinete en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en la que se aprobó una inyección de diez millones de euros, sobre los doce millones que ya estaban presupuestados, para incentivar tanto las reformas de carácter integral -cascos antiguos, etc.- como las aisladas -una fachada, un tejado o un piso inhabitable-. La cantidad definitiva que aportará el Ejecutivo autónomo para este capítulo ascenderá, por tanto, a 22 millones este ejercicio.
El Departamento de Vivienda, Obras Públicas y Transportes pretende animar a los hogares a acometer obras en sus domicilios, y para ello ha aumentado las ayudas directas a las reformas aisladas, equiparándolas con las que ya están recibiendo los programas integrales. Por ejemplo, el dinero a fondo perdido que recibirán las comunidades de propietarios que se pongan de acuerdo para modificar los elementos comunes de un inmueble -adaptar el portal y el ascensor a las personas mayores, pongamos por caso- pasará de 2.000 a 3.000 euros, una cantidad similar a la que ya aportaba el Gobierno vasco cuando la reforma se inscribía dentro de la regeneración de un barrio.
Hasta agotar el dinero
Los incentivos recién aprobados por el Ejecutivo autónomo se plasmarán en una orden del Departamento de Vivienda en el plazo de tres semanas. En cualquier caso, entraron en vigor ayer mismo y su vigencia se prolongará en principio hasta el 31 de diciembre, aunque puede expirar antes si el dinero disponible se agota. Por descontado, los cambios se aplicarán de oficio a los expedientes que actualmente se encuentran en fase de tramitación.
El Gabinete de Patxi López también ha alterado el tope de ingresos anuales que deben acreditar los particulares y familias para acceder a las subvenciones directas por rehabilitación. Hasta ahora, ese tope estaba situado en 21.000 euros, pero en adelante pasará a 35.000, que es el límite máximo para participar en los sorteos de las viviendas de protección oficial (VPO).
Por otra parte, las cuantías que pueden solicitar las familias -que dependerán de sus ingresos y del número de miembros- se han mejorado. Para los denominados niveles 1 y 2 (fachadas, tejados, ascensor), la cantidad máxima ascenderá a 5.500 euros. Para el 3 (habitabilidad interior de las viviendas), hasta 5.490. Y para el nivel 4 (acabado general de una edificación en el contexto de una urbanización), hasta 2.200.
Las comunidades de vecinos también verán incrementadas las subvenciones para encargar los informes de la Inspección Técnica de Edificios. A partir de ahora ascenderán a 1.000 euros. El propósito de todos estos cambios es que el volumen de obras subvencionadas aumente desde las 13.000 que estaban previstas inicialmente para este año hasta casi 20.000. El lehendakari explicó que se trata «de impulsar la reactivación de la economía, favorecer e incentivar el empleo y potenciar, sobre todo, la actividad de las pequeñas y medianas empresas, así como de los autónomos; todos ellos sectores que están sufriendo la crisis de manera especial».

Extraido de El correo
Igual es el momento de hacer las obras en el baño....

1 comentario:

Elfo-oscuro dijo...

Plan Extraordinario de actuaciones en materia de rehabilitación de viviendas y edificios

asi se llama y saldra en 3 semanas en el BOPV