lunes, 6 de abril de 2009

Reducir gastos en electrodomesticos

Articulo interesante sacado de Ahorro diario

Reducir el gasto en los electrodomésticos que más electricidad consumen (I)


Los electrodomésticos que más electricidad consumen en el hogar son, por este orden, el frigorífico, el televisor, la lavadora y el lavavajillas. A la hora de comprarlos conviene valorar las necesidades reales de cada hogar. No merece la pena comprar una lavadora con capacidad para 7 kilos de ropa si la familia tiene sólo dos miembros.

Por supuesto, hay que tener muy en cuenta las clases de eficiencia de los electrodomésticos, ya vimos que las de tipo A suponían un considerable ahorro energético.

Para el frigorífico os dimos unos trucos para reducir su gasto eléctrico, y aún se puede añadir alguno más: instalarlo en un lugar fresco y aireado y alejarlo de los focos de calor de la cocina como el horno o los fuegos. En cuanto a la temperatura que debe mantener para conservar correctamente los alimentos y que no consuma excesiva energía, los valores de referencia son entre -18 y -15 grados para congelador y entre 3 y 5 grados para el frigorífico.

Respecto al televisor, debemos tener presente que los televisores de pantalla plana consumen más que los modelos convencionales, y que hay que desconectarlos a través del interruptor en vez de con el mando a distancia, con el que seguirían activados y consumiendo energía algunos de los componentes.


Reducir el gasto en los electrodomésticos que más electricidad consumen (II)

Tras repasar la forma de reducir el gasto eléctrico del frigorífico y del televisor, llega el turno de otros dos tragones de energía de nuestros hogares: la lavadora y el lavavajillas. Ambos nos deben ofrecer la posibilidad de elegir ciclos cortos y económicos, con los que podamos llenarlos a media carga.

También deben contar con la posibilidad de regular la temperatura del agua. El mayor gasto en la lavadora y el lavavajillas se produce al calentar el agua. Cuanto más fría la seleccionemos, menos electricidad consumiremos. Además, en el caso de la lavadora, con el agua más fría, menos se deteriora la ropa y más se puede alargar su vida útil.

Lavando con agua fría o templada se consigue la misma eficacia gracias a los detergentes tan efectivos que se venden hoy en día. Y ya vimos que utilizar detergente en exceso es contraproducente.

Otra recomendación para su uso es utilizar al máximo de la capacidad de la lavadora y el lavavajillas, pero sin llenarlos en exceso. El agua debe poder circular por dentro del tambor y del cajón.

Y recordad que el lavavajillas consume mucha menos electricidad que lavar los platos a mano con agua caliente, se estima que el gasto de esta última opción puede llegar a ser de hasta el 60% superior al gasto del lavado con lavavajillas.

1 comentario:

wild spirit dijo...

esta sección es estupenda para los tiempos que corren,por cierto sabes el consumo electrico de una cinta andadora?? gracias por la informacion!! irene.