miércoles, 18 de febrero de 2009

Expropiación de vpos

Vivienda expropia 20 pisos protegidos en Álava que estaban ocupados irregularmente

los fraudes detectados dan lugar a un total de 50 devoluciones forzosas en la cav

Los inspectores han descubierto 1.486 casos con indicios de ilegalidad en el territorio durante el último trienio

vitoria. El que la hace, la paga. Se acabaron los tiempos en los que un amigo conocía a alguien que hacía negocio con una Vivienda de Protección Oficial o que la mantenía desocupada porque vivía en otro piso. Las inspecciones iniciadas en febrero de 2005 por el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco estrechan el cerco sobre los infractores y cada vez es más complicado cometer fraudes con los pisos adjudicados. A lo largo de los últimos tres años, los encargados de velar por el buen uso y disfrute de estas viviendas sociales detectaron 50 irregularidades en la CAV, 20 de ellas en Álava, por lo que procedieron a su expropiación y a revertir su titularidad de nuevo al Gobierno Vasco. Hoy, se encuentran en vías de ser entregadas a otras personas que, a buen seguro, serán más precavidas que sus anteriores inquilinos.

Aunque la expropiación pueda parecer una alternativa excesivamente estricta, funciona. El consejero vasco de Vivienda, Javier Madrazo, ya advirtió en su día que sería inflexible en este sentido y que la ley estaba de su lado. "Es posible expropiar si los pisos llevan más de un año vacíos o si son ocupados por personas no autorizadas", señaló hace ya cuatro años. Desde entonces hasta ahora, se han inspeccionado 38.731 viviendas en toda Euskadi, se han detectado 5.205 casos con indicios de irregularidad, se han impuesto sanciones por valor de 1.088.787 euros y se han recuperado para el patrimonio público medio centenar de viviendas.

La mayor parte de las expropiaciones practicadas corresponden a Álava. A lo largo del último trienio, los inspectores han visitado 10.447 domicilios dentro del territorio histórico, han descubierto 1.486 usos indebidos de los pisos y, en consecuencia y han impuesto sanciones por valor de 286.735 euros. Pero la sangre sólo llegó al río en una veintena de casos.

Al cierre de 2008, Bizkaia se destacó como el segundo territorio vasco con mayor número de expropiaciones realizadas en el ámbito de las VPO, con 17. Las 17.021 inspecciones dirigidas por la consejería de Vivienda han puesto al descubierto 2.293 irregularidades y han dado lugar a sanciones por 352.743 euros.

Gipuzkoa registra el menor volumen de expropiaciones y de irregularidades detectadas, pero ostenta el récord de ingresos por sanciones impuestas. En total, acumula 11.263 inspecciones, 13 expropiaciones y sólo 1.426 casos con indicios de irregularidad, pero por contra la cifra recaudada asciende a 449.308 euros, casi el doble que Álava.

La última vez que Javier Madrazo ofreció datos sobre los resultados de las inspecciones contra el fraude en las VPO lo hizo ante el Parlamento Vasco y a petición del representante del PSE, Javier Loza. Un año después de aquella comparecencia, la cifra de expropiaciones ha pasado de 37 a 50, el volumen de visitas efectuadas de 24.650 a 38.731 y el número de irregularidades de 2.525 a 5.205. Además, a lo largo de este último año, el servicio público de inspección se consolidó definitivamente dentro de la Consejería de Vivienda y pasó a contar con 14 empleados. Aún les queda trabajo por delante.


Extraido de El diario de Alava del dia de hoy

No hay comentarios: