lunes, 31 de marzo de 2008

Achtung! Expropiacion

Articulo extraido de el periodico "el correo" el 30/03/08

El Gobierno vasco expropiará las viviendas protegidas que lleven más de tres meses vacías
La normativa anterior daba un año de plazo antes de imponer la máxima sanción

El Gobierno vasco ha dado un paso más en su lucha por que las Viviendas de Protección Oficial (VPO) cumplan la función para la que fueron concebidas y evitar así posibles fraudes de sus inquilinos. El último decreto publicado por el Ejecutivo en materia de vivienda protegida -para dar desarrollo normativo a la Ley vasca del Suelo- dedica uno de sus apartados a garantizar que estos pisos sean la vivienda habitual de sus propietarios.

Si el Departamento de Vivienda detecta que no es así, podría expropiar la vivienda y considerará que los propietarios no hacen uso permanente del piso si éste permanece deshabitado durante más de tres meses. Se estrecha el margen, ya que la anterior normativa sobre expropiación determinaba que el plazo que podía permanecer sin uso una casa, sin causa justificada, era de un año. Según establece el nuevo decreto de Lakua, las VPO deberán ser destinadas a «domicilio habitual y permanente», es decir, para satisfacer «de manera directa e inmediata las necesidades de vivienda de sus ocupantes».

Del mismo modo, advierte de que «se presumirá que una determinada vivienda ha dejado de ser domicilio habitual cuando permanezca desocupada durante más de tres meses de manera continuada, salvo causa justificada que permita acreditar que dicha vivienda sigue constituyendo tal domicilio habitual y permanente»

Inspección del fraude

Esta exigencia también será aplicable a los nuevos inquilinos en el caso de que el piso se traspase. El contrato de compraventa deberá incluir de manera obligatoria una cláusula que comprometa a los nuevos propietarios a cumplir esta norma. En el último año, la consejería de Javier Madrazo ha volcado gran parte de sus esfuerzos en el control del uso que los propietarios de VPO hacen de sus pisos. Así, a mediados de 2007 se puso en marcha el Servicio de Inspección para realizar revisiones periódicas del parque de vivienda protegida.

El último informe que el Departamento de Vivienda ha hecho público respecto a los resultados de esos controles advirtió de que el 9% de los pisos inspeccionados en promociones de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa presentaba «irregularidades constatadas». Cada tipo de fraude tiene su castigo -el más grave la expropiación- y el pasado año el Ejecutivo autónomo recurrió a esta sanción ocho veces. En Álava expropió cinco pisos, en Guipúzcoa dos y en Vizcaya, uno.

Además de recortar el plazo durante el que las viviendas pueden estar vacías, el decreto incluye la creación del Registro de Vivienda de Protección Pública, diseñado para recoger todos los datos de los pisos protegidos existentes en Euskadi. Este instrumento pretende actuar «como elemento fiscalizador básico del cumplimiento de la legalidad vigente en materia de acceso y uso del parque de vivienda protegida», detalla el documento.